Invertir en ciencia, el mejor camino al desarrollo

El DF encabeza a las entidades que más impulso otorga a la ciencia...

COMPARTIR 
Jesús Sesma Suárez 20/03/2014 00:00
Invertir en ciencia, el mejor camino al desarrollo

Los países que más desarrollados se encuentran son los que también están a la vanguardia en ciencia y la tecnología. Ellos son los que marcan la pauta en la materia decidiendo a quién venden sus avances y, en consecuencia, haciendo a los demás dependientes de ello.

Por eso de manera atinada el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 establece que  una “pieza clave para alcanzar una sociedad del conocimiento es la ciencia y la tecnología. En estas áreas México se caracteriza por su bajo nivel de inversión”. Con esto, el gobierno federal reconoce un grave rezago en la materia y se propone hacer todo lo necesario para remediarlo.

La experiencia internacional muestra que para detonar el desarrollo en ciencia, tecnología e innovación, es conveniente que la inversión en investigación científica y desarrollo experimental sea superior o igual al 1% del PIB. En nuestro país, esta cifra alcanzó 0.5% del PIB en 2012, representando el nivel más bajo entre los miembros de la OCDE y el menor en el ámbito latinoamericano.

Al respecto, la Ley (federal) de Ciencia y Tecnología establece que “el monto anual que la (…) Federación, entidades federativas y municipios destinen a las actividades de investigación científica y desarrollo tecnológico, (…) no podrá ser menor al 1% del PIB…”.

Derivado de lo anterior, la Cámara de Diputados destinó en este año al Programa de Ciencia, Tecnología e Innovación, más de 81 mil millones de pesos, lo que representó un incremento del 12% del otorgado en años anteriores y con lo cual participa con más del 50% de la meta establecida en la Ley mencionada.

Por lo que hace a la Ciudad de México, según el ranking de Ciencia, Tecnología e Innovación 2013, el Distrito Federal encabeza a las entidades que más impulso otorga a la ciencia y la tecnología, por encima de Nuevo León, Querétaro, Jalisco y Morelos; no obstante, dicho apoyo no ha sido suficiente.

Afortunadamente, el jefe de Gobierno ha presentado la Estrategia Digital y de Innovación para crear los espacios de vinculación entre las instancias de gobierno, instituciones académicas y la sociedad civil en el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación, que permitirá mejorar la acción gubernamental y la atención a los ciudadanos en servicios públicos, entre otras cosas.

Sin embargo, no podemos dejar de observar que el presupuesto para ciencia, tecnología e innovación de la Ciudad de México escasamente representa 0.39% (tan sólo 614 millones de pesos) del presupuesto total de la capital, tomando en cuenta lo asignado a la Secretaría del ramo y a la vertiente de gasto en ese mismo rubro.

En ese sentido, es necesario que cada año destinemos un mayor presupuesto a estas actividades, cuando menos 1% del gasto total, para contribuir de manera más decidida y eficaz a cumplir la meta establecida en la Ley de Ciencia y Tecnología vigente, así como con lo establecido en el Programa General de Desarrollo de la Ciudad y con la Agenda Digital del Distrito Federal. Dicho porcentaje representaría (a números actuales) casi mil 560 millones de pesos, es decir, más del doble de lo que actualmente se destina a tan importante y trascendental actividad.

Por todo ello es que a la brevedad haremos esta propuesta en la Asamblea Legislativa, conscientes de que la inversión en ciencia, tecnología e innovación es el mejor camino al desarrollo.

Comparte esta entrada

Comentarios