El FCE reedita libros de Carlos Castaneda que “levantaron polvareda” en México

COMPARTIR 
Humberto Musacchio 17/03/2014 00:00
El FCE reedita libros de Carlos Castaneda que “levantaron polvareda” en México

Reedita el FCE a Castaneda

En 1974, la aparición en México de Las enseñanzas de don Juan, de Carlos Castaneda, constituyó todo un acontecimiento. El libro fue publicado por el Fondo de Cultura Económica con traducción de Juan Tovar, introducción de José Agustín y sendos prólogos de Octavio Paz y Walter Goldschmidt. Por supuesto, lo que decían esas páginas fue tema de conversación durante varios años, al amparo de la sicodelia y otras expresiones contraculturales entonces en boga. En el mismo año salió Una realidad aparte; en 1975, Viaje a Ixtlán y luego Relatos de poder, en 1976, y pese a la polvareda que levantaron, debieron pasar muchos años para que se volvieran a publicar en español; tal vez porque se trataba de una moda, lo que ahora se podrá comprobar o desmentir según la recepción que tengan las reediciones. Castaneda, quien según los registros de la Universidad de California, en Los Ángeles, se llamaba originalmente Carlos César Salvador Arana Castañeda, estudió antropología en la UCLA y a raíz de su éxito editorial, se rodeó de un aura de misterio. Durante muchos años circuló la especie de que era un indio yaqui como su presunto maestro, don Juan Matus, e incluso se dijo que era chicano y hasta brujo brasileño. En realidad, se trataba de un peruano nacido en Cajamarca el 25 de diciembre de 1925 y muerto en Estados Unidos el 27 de abril de 1998, según lo consignaron algunas agencias informativas. En México, se publicaron sus obras porque en 1970, dice José Agustín, el subdirector del FCE, Jaime García Terrés, “se había echado un señor viaje de hongos” y decidió comprar los derechos de los cuatro libros.

Mitos y verdades de un autor

Después de sus cuatro bestsellers iniciales, Carlos Castaneda escribió El segundo anillo de poder (1977), El don del águila (1981), El fuego interno (1984), El conocimiento silencioso (1987) y El arte de ensoñar (1993), obras en las que continuó explotando la rica veta que había descubierto, pero sus nuevos libros no le resultaron tan rentables. Con todo, dos de sus exesposas sí lograron explotar el prestigio de quien había sido su marido: Amy Wallace escribió Aprendiza (sic) de bruja. Mi vida con Carlos Castaneda y Margaret Ryan apareció firmando Un viaje mágico con Carlos Castaneda, títulos que se ajustaban a lo que mucha gente esperaba del misterioso peruano, quien, por cierto, detestaba a los místicos y a los crédulos, pues era un hombre escéptico, utilitarista y poco dado a tomarse las cosas en serio. Cuando llegó a Estados Unidos trabajó de taxista y de empleado en un Deli o tienda de abarrotes. Es de suponerse que entonces no imaginó que llegaría a ocupar la portada de Time y que sus libros se estudiarían en varias universidades de la llamada Unión Americana. Con casi tres cuartos de siglo en los hombros, flaco y acabado, murió de cáncer y debieron pasar varios días antes de que se diera la noticia a los medios. Sus libros no fueron iniciáticos, como se creyó, sino que simplemente se trataba de una literatura capaz de seducir con su poder expresivo.  “Lo que le interesa —escribió Octavio Paz— no es mostrar la inconsistencia de nuestras descripciones de la realidad… sino la consistencia de la visión mágica del mundo”. Con eso fue suficiente.

Mario Ruiz Armengol

Juan José Barrientos le recuerda al autor de esta columna que otro centenario celebrable es el de Mario Ruiz Armengol, quien nació el 17 de marzo de 1914. Al respecto, Flora Barrientos escribió en Punto y Aparte, de Jalapa, un amplio reportaje para recordar al maestro que fue autor de un centenar de canciones y temas populares, pero que igualmente escribió música formal, para la que estaba especialmente dotado. Entrevistado por Flora, Juan Salazar Arroyo recuerda las 16 “primeras miniaturas”, tonales y muy bellas, después de las cuales el maestro se metió por la atonalidad. De las miniaturas pasó a las metáforas, del doble o triple de extensión. Igualmente compuso Reflexiones, Miniaturas, danzas, estudios y piezas sueltas que dieron para grabar 13 discos compactos que lamentablemente no han aparecido en edición comercial. Si queda algún dinero después de los homenajes a Octavio Paz, sería bueno hacer un amplio reconocimiento de escritores tan queridos como Efraín Huerta y José Revueltas o de un músico que deberá ser revalorado, como es el caso de Mario Ruiz Armengol.

Premio de novela de 20 mil euros

El ayuntamiento de Valladolid, España, y el Ateneo de la misma ciudad convocan al Premio de Novela Ateneo-Ciudad de Valladolid, dotado con 20 mil euros (más de 200 mil pesos). Pueden concurrir los escritores de cualquier nacionalidad que no hayan recibido este premio y presenten una o más novelas de tema libre, originales, inéditas y escritas en castellano, de 150 a 300 páginas en formato DIN A-4, a doble cara, en 12 puntos e interlineado doble. Los trabajos deberán enviarse encuadernados o cosidos a Ayuntamiento de Valladolid, Casa Consistorial-Centro de Publicaciones, Plaza Mayor, núm. 1, 47001. Valladolid, España. Para mayor información, buscar en www.escritores.org.

Breviario…

Hoy a las 18 horas, en el Teatro de la Ciudad (Donceles 36), Elena Poniatowska y Lorenzo Meyer presentan el libro Neoporfirismo. Hoy como ayer, de Andrés Manuel López Obrador. Se espera a una multitud. @@@ El miércoles 26 de marzo, a las 19 horas, en el Centro Cultural Elena Garro (Fernández Leal 43, Coyoacán), se presenta el poemario Artificio del duelo (El Ermitaño, 2014), de Kyra Galván, con los comentarios de Angelina Muñiz-Huberman, José María Espinasa, Eduardo Mejía y la propia autora, con Víctor Roura como moderador. @@@ El jueves, a las 11 de la mañana, en el Palacio Legislativo de San Lázaro se realizará una sesión solemne para conmemorar el centenario del natalicio de Octavio Paz. En la ceremonia, se entregará la medalla conmemorativa a Marie José Tramini, viuda del poeta. @@@ Por su parte, la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, en el Centro Cultural Casa Talavera (Talavera 20, en la Merced), inauguró una exposición de pintura en homenaje al autor de Piedra de sol con obras de Gironella, Ràfols-Casamada, Rojo, Soriano, Felguérez, Tamayo, Vlady, Cuevas, Arnaldo Coen y Wilfredo Lam, con curaduría de Miguel Ángel Muñoz.

Comparte esta entrada

Comentarios