Dulce, sin pelos en la lengua

COMPARTIR 
Gustavo A Infante 12/06/2014 00:10
Dulce, sin pelos en la lengua

No me sorprenden nada las declaraciones que últimamente ha hecho mi querida Dulce porque siempre ha sido así: es muy honesta y no le tiene miedo a nadie. Dice las cosas como son, y más cuando se trata de defender a su hija Romina, quien, por cierto, heredó la belleza de su madre, y desde hace meses ha estado en el ojo del huracán por causa de Giovanni Medina, quien ha tenido que enfrentar muchísimos escándalos, algunos sin ningún fundamento y otros que, considero, sí debe aclararlos, porque a nadie nos gusta que nos levanten falsos y tenemos que defendernos. Este joven ha estado inmerso en la farándula por sus romances con famosas, pero ahora es el padre del bebé que espera Ninel Conde. Dicen estar felices de la vida. Esta relación ha estado en la controversia por lo velozmente que se dio el noviazgo. Quiero pensar que fue amor a primera vista, porque, de otra manera, no entendería, y menos después del audio que escuchamos, donde la pareja discute y hasta se amenazan. El caso es que él fue novio de la hija de Dulce, a quien, dicen, le hizo la vida imposible. Platiqué con la cantante y, de nueva cuenta, sin quitar el dedo del renglón, insiste en que Giovanni atentó en contra de su hija. Lo conoció cuando tenía 23 años y nunca entendió qué le vio Romina, ya que, asegura, no es nada guapo, aunque reconoce que siempre fue muy atento, tenía detalles con su hija como llevarle flores, chocolates y la conquistó. Cuando fueron novios, todo parecía muy normal, aunque siempre trataba de aparentar algo que no era porque en ese momento no tenía dinero, pero el problema viene cuando terminan la relación, ella decide poner fin a su noviazgo y él se vuelve loco. La llamaba e insistía mucho que tenían que arreglar las cosas. Cuando su hija le dice que no quiere volver a verlo, Giovanni la amenaza con desprestigiarla y dañar su imagen. Entonces se publica aquella nota tan desagradable donde aseguraban que Dulce era golpeada y maltratada por su propia hija y que hasta padecía de sus facultades mentales; dice que él mandó correos ofensivos a todos los amigos de su hija sólo para hacerle daño y eso es algo imperdonable. Me platicó que un día en una discoteca Giovanni mandó sacar a Romina del lugar; ella se acerca al dueño y resulta que al que sacaron fue a él. Dulce me contó que esa misma noche su hija le llamó por teléfono diciendo que se le había ponchado una llanta; cuando ella llega al lugar, le dicen que la llanta estaba rota, pero porque le habían enterrado una navaja. En ese momento ella entiende que su hija estaba en peligro y por eso tomó la decisión de que se fuera del país. Luego intentó levantar una demanda, pero las autoridades le dijeron que no existía ninguna persona llamada Giovanni Medina. Confiesa que sí le hizo mucho daño porque de la
preocupación y corajes que hacía fue a dar varias veces al hospital. Hoy su hija ha superado todo, pero a ella, como madre, la lastimó demasiado; sin embargo, ahora que ha pasado el tiempo lo único que puede decirle a Giovanni es que está a tiempo de ser un buen chico: tiene 28 años y todavía puede remendar su camino. Traté de hablar con Giovanni y fue claro al decirme que no dará ninguna declaración al respecto, que no pretende hacer más grande este chisme y que prefiere dejar que el tiempo arregle las cosas.

Los espero de lunes a viernes a las 11 del día en el 98.5 FM o a través de www.gustavoadolfoinfante.com.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red