César Évora

COMPARTIR 
Gustavo A Infante 24/05/2014 00:07
César Évora

Divertido, simpático, talentoso y agradable, así es mi querido amigo César Évora, con quien tuve el gran gusto de platicar para mi programa En Compañía de... Es un señor en toda la extensión de la palabra, siempre se ha portado como un caballero y es un claro ejemplo de lo que es un gran artista del que sólo se habla por su trabajo, es decir, no ha protagonizado ni un sólo escándalo, nunca lo han cachado borracho o poniéndole el cuerno a su esposa, jamás se ha rumorado que se lleve mal con alguien o que se peleó con un compañero de trabajo, mucho menos que sea indisciplinado.

No existe un comentario negativo de su persona porque es un actor que sólo está dedicado a su carrera y a su familia. Me da gusto verlo con buena actitud y ánimo. Comenzamos la charla hablando de su infancia: nació en Cuba, con las limitaciones que casi toda la gente tiene en ese país. Por su cabeza nunca pasó la intención de estudiar actuación, estudiaba ingeniería en geofísica, que es el análisis de la Tierra, cuando decidió cambiarse a la actuación. Al inicio de su carrera, se le presentó una gran oportunidad de trabajar en Estados Unidos, pero tuvo muchas trabas, incluso trataron de negarle la visa. Gracias a su perseverancia, logró que se la dieran la visa, pues no dejaría de vivir la experiencia de estar en Broadway. El tiempo que estuvo en Cuba, siempre trabajó como actor independiente, lo que le restó algunas oportunidades, porque el sindicato de actores le cerraba algunas puertas. Su llegada a México fue accidental, le hablaban mucho de Televisa. Al principio, en la televisora le cerraron las puertas por ser cubano, sin embargo, se aferró y buscó la oportunidad para hablar con los ejecutivos, tomó el poco dinero que tenía y vino a México. Esa tenacidad hizo que le dieran una exclusividad, trajo a toda su familia y, desde entonces, adoptó México como su segunda casa. Hay que admitir que César vivió como el galán en una gran etapa en las telenovelas, sin embargo, él asegura que nunca se ha sentido así, que él solo se ha dedicado a hacer su trabajo, el cual ama, pero si quieren saber más de este talentoso actor, los invito mañana a disfrutar de En Compañía de... César Évora, a través de Cadenatres Canal 28.

Tuve oportunidad de poder asistir al concierto acústico de Ricardo Arjona. Si bien no soy su fan, considero importante de vez en cuando presenciar cosas diferentes. No por eso dejo de reconocer que es una gran estrella de la música y una figura importante con una carrera muy sólida pero, con mucha pena, debo decir que este concierto en particular ha sido de los más aburridos y de flojera que he visto. En verdad, hubo un momento en que estuve a punto de salirme porque me pareció una pérdida de tiempo que siguiera ahí sentado. Para empezar, su música no es la más movida y optimista que existe, y ahora imagínense en acústico. Aparte, durante todo el show, el señor nunca se levantó de su silla. Respeto a la gente que le gusta su música y lo respeto a él, pero repito, no me gustó nada el concierto acústico del señor Ricardo Arjona, porque es como si le hubiera dado flojera y cumplió porque tenía que cumplir con esta fecha, pero nada más, no propuso algo nuevo.

Comparte esta entrada

Comentarios