Sentidos Opuestos en plenitud

COMPARTIR 
Gustavo A Infante 11/02/2014 00:00
Sentidos Opuestos en plenitud

Qué grato es encontrarme con personas a las que, además de tenerles un gran cariño, les reconozco lo profesional y talentosos. Dos personas que por muchos años han sabido compaginarse maravillosamente, han marcado musicalmente una generación y hoy viven una etapa de plenitud en lo personal como en lo profesional. Me refiero a Sentidos Opuestos. Empecemos por Alessandra Rosaldo; la vi radiante y con ese brillo especial en sus ojos que, dicen, sólo tienen las mujeres embarazadas. Se ve más guapa que nunca, me platicó que en julio espera que nazca su bebé, el cual, por cierto, aún no sabe si es niño o niña. Ya tuvo su primer ultrasonido y fue un momento maravilloso. Estaba acompañada de Chacho Gaytán, un hombre talentoso que cada día me impresiona más, me dio la noticia de que estará en el reality show La Isla, el cual no he tenido oportunidad de ver, pero me muero de ganas de hacerlo porque sólo he escuchado buenos comentarios de este programa de Tv Azteca. Me dijo que representa un gran reto porque es un programa que requiere buena condición física, para lo cual se está preparando. Cuenta con el apoyo de su esposa Mariana, con quien se casó hace seis meses. Ambos están contentos y más porque siguen con sus planes de hacer muchas presentaciones pese al embarazo de Ale, pero inteligentemente tomaron la decisión de que por el momento harán y promoverán sus conciertos acústicos, lo cual permite que Ale pueda estar relajada, sin movimientos bruscos. Pero en cuanto ella tenga a su bebé y regrese a trabajar retomarán el concepto de sus conciertos, el cual es con coreografías y mucho movimiento. Me da gusto ver a dos buenos amigos viviendo una etapa de plenitud, ambos se lo merecen.

 

Confieso que lo mío no es primordialmente la música grupera, pero no por eso desconozco quiénes son los máximos exponentes de este género, por supuesto, estoy enterado de lo que sucede con todos los gruperos, además de que reconozco la importancia de esta música. Hace tiempo tuve oportunidad de viajar a Los Ángeles a unos premios de la radio, resulta que me impresioné de ver la locura que desató un cantante llamado Gerardo Ortiz, por fin pude conocerlo en persona. Es un joven de 24 años que inició su carrera cuando sólo tenía ocho, a esa edad fue cuando entró por primera vez a un estudio de grabación, formó parte del reality show Código Fama, el cual no ganó, pero reafirmó que su vida quería dedicarla a la música. Este joven, que también es compositor, es muy exitoso en la Unión Americana, pero hoy está dispuesto a darse a conocer en el centro de nuestro país y seguramente le irá muy bien porque, además, se le nota la pasión y el amor por su profesión. Mientras charlábamos salió el tema del atentado del que fue víctima, el cual, con sólo escucharlo, se me puso la piel chinita. Hace dos años, cuando terminó de dar un concierto en Colima, se dirigía al hotel cuando comenzaron a dispararle. A él no le pasó nada, pero su primo, que fungía como su mánager, desafortunadamente murió dice que le ha costado trabajo superar eso, pero sólo Dios sabe por qué pasan las cosas. Que es un hombre que siempre está muy cerca de la Virgen de Guadalupe y sus ángeles, tiene mucha fe y por eso ahora camina con más seguridad pese a lo que vivió seguirá cantando corridos porque eso lo lleva en la sangre.

Comparte esta entrada

Comentarios