Javier Carranza ‘El costeño’

COMPARTIR 
Gustavo A Infante 25/01/2014 00:54
Javier Carranza ‘El costeño’

Siempre trato de halagar y aplaudir cuando veo un espectáculo excelente, confieso que soy fan de los shows de comediantes, me considero afortunado porque puedo decirles que he visto a la mayoría, he sido testigo de grandes shows, pero también de muchos que me han dado ganas de salirme a la mitad de la función. De muchos comediantes he visto un proceso de crecimiento y de otros he visto la permanencia que han logrado, porque hay varios que su fama sólo dura 5 minutos. Es reconfortante darme cuenta del enorme talento de comediantes mexicanos, lo triste es que en la televisión no haya espacio para todos ellos; hay muchos que están desperdiciados y otros que han tenido que irse del país buscando nuevas oportunidades. En esta ocasión, quiero aprovechar este espacio para decirles, sin temor a equivocarme, que dentro de los tres mejores shows de comediantes que he visto está el de Javier Carranza El costeño. Es un extraordinario comediante y es impresionante lo que logra con su peculiar estilo, me sorprendió la manera de atrapar a la gente, el peso escénico, lo divertido y simpático que es, se le nota cuánto lo disfruta, se ve que lo hace con amor y pasión, está clarísimo que su vida es hacer reír a la gente, se los digo en serio. El costeño es único, es por eso que busqué entrevistarlo desde hace tiempo, tenía muchas ganas de conocer más de él, de ese hombre que hay atrás del comediante. Javier es un hombre muy afortunado porque nació en el maravilloso puerto de Acapulco que, dicho sea de paso, soy un enorme admirador de ese lugar. El caso es que por fin logré una entrevista para mi programa En compañía de...  y me dio gusto que aceptara. Javier nació en la calle 13, en la colonia Cuauhtémoc, una avenida que llevaba a Pie de la Cuesta. Fue un niño que disfrutó su infancia, tiene cinco hermanos y, aunque era buen estudiante, terminó sólo la secundaria. Por las venas corría su enorme talento, él se dio cuenta de que lo tenía y comenzó a preparar sus rutinas leyendo la revista Condorito, con ella comenzó a darse una idea de lo que tenía que hacer. Siempre aplaudo a la gente que con esfuerzo y trabajo logra conseguir el éxito, me queda claro que 10% es inspiración y 90% transpiración; este mundo es de gente trabajadora y Javier lo ha logrado. Muchas ocasiones me he preguntado cómo le hace un comediante para poder hacer reír a la gente cuando quizá está pasando un momento doloroso; la entrevista que tuvimos estuvo llena de muchos matices, pasamos de la risa a momentos tristes; la vida es así, llena de altibajos. Él pudo cosechar cosas buenas gracias a todo el tiempo que se dedicó a sembrar trabajo. Tocando puertas logró colocarse en un lugar importante, trabajó en todos los lugares de Acapulco hasta que se convenció que si quería triunfar tenía que venir al Distrito Federal a trabajar. Así lo hizo, la vida le hizo justicia y entonces empezó a darse a conocer, llegó la fama y con ella muchos problemas. Muchos quieren llegar a ser famosos, cuando lo logran hay quienes no saben cómo manejarlo, cómo lidiar con ello, cuántos ejemplos hemos visto de famosos que pierden la cabeza con el éxito, eso le sucedió a Javier. Mientras su carrera iba en ascenso, su vida personal se venía abajo; un proceso doloroso que ha vivido es su divorcio pero, ¿qué sucedió realmente? Entérate este domingo a las 8 de la noche en Cadenatres Canal 28 en En compañía de... Javier Carranza El costeño.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red