Miden calidad de transparencia pública

El derecho de acceso a la información no es aún del todo comprendido por las burocracias

COMPARTIR 
Francisco Javier Acuña 11/05/2014 01:29
Miden calidad de transparencia pública

El Índice Nacional de Acceso a la Información en México, en 2010 como en 2014, midió la calidad de las 33 leyes de transparencia y acceso a la información, me refiero a las 32 leyes locales (incluida la del Distrito Federal) y la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

El estudio revela que sólo una, la del Distrito Federal, es considerada como muy buena conforme a los estándares internacionales, 13 son consideradas regulares y las demás, 19, muy malas, entre ellas, la ley federal.

Aparentemente, hemos avanzado poco en cuatro años en materia de transparencia pública y acceso a la información, la calificación promedio se mantiene baja, en 2014 fue de 5.7 (del uno al diez), en 2010 fue de 5.6.

Pero ese dato —de reprobación promedio— no es malo del todo, significa que todavía es joven la experiencia en la materia, que una enorme parte de la población no ha estrenado el derecho a la información pública y que prevalecen las leyes que se habían detectado en 2010 como leyes insuficientes para garantizar que el derecho a saber sobre la gestión pública se haga efectivo, que se vuelva realmente sencillo, de modo que la ciudadanía, y dentro de ella, el ciudadano común, se anime a indagar lo que le interesa y que lo haga con facilidad.

En cambio, también explica que por más campañas y trabajo de difusión sobre este derecho fundamental, el derecho de acceso a la información no es aún del todo comprendido por las burocracias que, a pesar de mucha capacitación al respecto, no dejan de tratar de responder con evasivas la información solicitada o de colocar de manera parcial y confusa la información pública básica sobre la gestión pública.

El examen de Fundar se basa en tres aspectos: la calidad de las leyes del tema, el diseño institucional de los organismos garantes y las buenas o malas prácticas burocráticas que de modo directo e indirecto repercuten en beneficio o en perjuicio de la utilidad social de la información pública. El Distrito Federal alcanzó una nota global de 8.1, mientras Hidalgo llegó a 4.5.

El reporte de Fundar debe orientar los trabajos parlamentarios para la elaboración y aprobación de las leyes generales de acceso a la información, de protección de datos personales y de archivos, y la urgente reforma de la ley federal vigente, acciones que exige la reforma constitucional acontezcan pronto. Los legisladores no podrán ignorar las advertencias y propuestas, si queremos que México siga siendo un referente mundial en esta asignatura.

                *Analista

                Twitter: @f_javier_acuna

 

Comparte esta entrada

Comentarios