Barreras para el acceso a información

La información pública o la personal, incluida la confidencial, se encuentra en manos del sector público federal.

COMPARTIR 
Francisco Javier Acuña 27/04/2014 00:12
Barreras para el acceso a información

En México se hablan 68 lenguas autóctonas, en un contexto de 364 variables lingüísticas según catalogó del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, mismas que constituyen señas de identidad y patrimonio de la nación pluricultural. El náhuatl, el maya, el mixteco, el tzeltal, el zapoteco, el tzotzil y el otomí entre las más practicadas.

Esa parte de nuestra sociedad realiza trámites públicos y privados y por consecuencia los datos personales de esos compatriotas se albergan en las bases de datos de cada oficina pública o empresa privada; esos datos personales se registran en mínima proporción en el lenguaje autóctono y la otra parte, en español, sin mediar una traducción adecuada. Esa información no es accesible a sus titulares, porque no tienen certeza de su ubicación final ni de la fidelidad de su redacción, además sostenemos que la versión en español ni siquiera les fue compartida. En medio de tantos otros asuntos, esta semana fue aprobada en el Senado una reforma para asegurar que la información pública que soliciten las personas que hablan alguna lengua indígena puedan acceder a dicha información en su lengua autóctona y naturalmente ello implicará que la respuesta que recibirán habrá de ser en la correspondiente lengua.

La reforma también busca asegurar que los hablantes de lenguas indígenas reclamen el uso de su lengua materna,  pues la información confidencial que les concierne y  en consecuencia, ésta que es tan delicada, sea accesible  para que la conozcan, la reconozcan como suya y ,en su caso, exijan que  sea actualizada, corregida si contiene datos erróneos y lo más importante que sólo se conserve lo pertinente, información justificada para los fines de su recepción por parte de las oficinas públicas y sus agencias. Para hacer efectivos los beneficios que se persiguen eliminando las barreras lingüísticas que alejan al ciudadano de la información pública, así como también de la información confidencial que le concierne, cuando una u otra información se encuentre en posesión de las instituciones públicas federales.

En ambos casos la información pública o la personal incluida la confidencial se encuentra en manos del sector público federal y la institución pública que auxiliará a todas las dependencias federales para satisfacer los trámites de acceso a la información en lengua indígena será el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, toda vez que es la única instancia oficial especializada, que tendrá para estos efectos sus servicios de asistencia en materia de interpretaciones del español a las lenguas nativas y viceversa.

                *Analista

                Twitter:@f_javier_acuna

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red