Transparencia pública: conquista de la sociedad

En 1977 se insertó en el artículo 6 constitucional la frase: “El estado garantizará el derecho a la información”.

COMPARTIR 
Francisco Javier Acuña 02/03/2014 02:19
Transparencia pública: conquista de la sociedad

Dentro del bloque de reformas constitucionales recientes, la de transparencia, acceso a la información pública y protección de datos personales es fruto de una larga y accidentada labor parlamentaria.

Un objetivo que llegó a puerto gracias, sin duda, a distinguidos legisladores de todas las fuerzas políticas que adoptaron el tema como un motivo de especial preocupación y que representan cabalmente al seno del Congreso de la Unión, el núcleo plural de voluntades que ha sostenido el avance de las decisiones adoptadas y que está plenamente consciente de la importancia de las tareas pendientes.

Por tanto, la hazaña legislativa no está culminada, las disposiciones transitorias de la reforma constitucional exigen a los legisladores elaborar, dentro de un plazo realmente corto —a lo mucho un año—, tres leyes generales para garantizar que la nueva dimensión de las potestades del IFAI, ahora como órgano constitucional autónomo, sea garante del derecho de acceso a la información pública, la transparencia y la tutela de los datos personales de modo transversal en el ámbito federal y como tribunal de alzada de sus equivalentes locales, los órganos garantes de la transparencia de los 31 estados y del Distrito Federal.

Es indiscutible que esa trama mucho se debe a un amplio sector de la sociedad civil organizada en fundaciones especializadas y en redes de activistas, académicos, pioneros de la causa desde hace décadas, y una nueva generación de analistas y estudiosos de la materia, sin faltar notables periodistas a título individual y muchos, además, con el respaldo de sus agencias informativas, destacan el Colectivo por la Transparencia (que incluye a Fundar ) y México Infórmate.

En 1977 se insertó en el artículo 6 constitucional la frase: “El estado garantizará el derecho a la información”. Fue don Luis Javier Solana quien persuadió incluir esa referencia en fase de promesa de lo que hoy entendemos como el derecho a saber sobre la gestión pública, fuente de una vigorosa rendición de cuentas.

Si bien, la expresión aquella no tuvo efectos directos sino hasta el año 2002, con la Ley Federal de Acceso a la Información Pública (vigente), obra que se atribuye al empeño del Grupo Oaxaca que, por encargo de los grupos parlamentarios, redactó el anteproyecto de la citada ley, movimiento extraordinario que consiguió la aprobación de la ley.

La sociedad civil organizada debe vigilar que se coronen los esfuerzos que a lo largo de más tres décadas se han ido concretando, unidos en la causa común habrán de conseguir la perseverancia de los legisladores comprometidos con el tema y ayudar a convencer a los escépticos.

                *Analista

                Twitter:@f_javier_acuna

                fjacuqa@hotmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red