El PAN y su laberinto

Este proceso de selección interna representa para el sistema político mexicano un asunto de gran relevancia.

COMPARTIR 
Francisco Guerrero Aguirre 18/05/2014 01:02
El PAN  y su laberinto

En su obra seminal El laberinto de la soledad, Octavio Paz señala que el pueblo mexicano experimenta una honda sensación de nostalgia que lo hace encerrarse en sí mismo. Este pueblo se asemeja a una criatura dentro de un laberinto. Sus venas están irrigadas por el gran hilo de la soledad. En el fondo, esta criatura es un adolescente constantemente cambiante, cuya identidad desconoce porque es dual.

La dualidad viene precedida de su bifurcación entre su origen aborigen y su raíz española. Este mestizaje lo hace sentirse solo, porque se percibe a sí mismo como diferente. Siguiendo el razonamiento de Paz, el PAN enfrenta hoy domingo un reto mayúsculo, a través de las urnas, sus militantes tendrán que elegir entre dos opciones diversas y hasta contradictorias para salir exitosos de un laberinto en el que contienden visiones de oposición dialogante y de nostalgia por el pasado reciente.

Este proceso de selección interna representa para el sistema político mexicano un asunto de gran relevancia. La definición del nuevo dirigente será crucial para complementar la agenda de cambios que aún queda pendiente en el Congreso, particularmente, en lo referente al sector de telecomunicaciones y de energía.

Gustavo Madero representa un rostro pragmático y negociador que ha sido capaz de construir alianzas concretas con el gobierno del presidente Peña Nieto. Su contribución dentro del Pacto por México fue vital para destrabar la parálisis legislativa que se había apoderado del país en los sexenios de Fox y Calderón. Sin embargo, asuntos tan delicados como los moches y los escándalos de algunos miembros de su equipo cercano han lastimado su imagen pública, vinculándolo indirectamente a la corrupción.

Ernesto Cordero es visto como el heredero natural del calderonismo, significando un hilo de continuidad con la administración anterior. Su proyecto sintetiza una visión modernizadora en materia de políticas públicas, muy cercana a la visión liberal de la tecnocracia mexicana que ha gobernado en los últimos 30 años. En su plataforma se habla de la recuperación ética de los viejos valores panistas, poniendo especial énfasis a la lucha contra la corrupción que ha imperado en algunos cuadros del partido.

La campaña se ha caracterizado por un tono ríspido y descalificador. Los contendientes han tenido poco cuidado en el trato que se han dispensado. Diversas acusaciones graves han puesto al partido en una situación crítica que pudiera generar vientos de ruptura y aires de impugnación un día después de la jornada electoral.

En una lucha política tan polarizada, el papel de los gobernadores panistas será central el día de las elecciones. Cordero, que representa al “candidato rebelde”, se ha quejado permanentemente sobre el riesgo de la compra masiva de votos y del gasto desmedido en la campaña de su contendiente.

Por primera ocasión en su historia, el PAN celebrará elecciones internas para designar a los integrantes de su Comité Ejecutivo Nacional, entre ellos, al presidente y al secretario general, a través de la votación directa de 217 mil 476 militantes registrados. Por esa razón, las diversas encuestas que se han levantado sobre quién será el triunfador no pueden ser consideradas como conclusivas ante lo reducido del padrón interno y la novedad de una elección inédita.

BALANCE

La elección de hoy domingo será decisiva para que el PAN logre salir airoso del laberinto en que se encuentra. La disyuntiva está claramente establecida. Madero es un político independiente y arrojado que ha logrado construir con el gobierno una agenda de cambios que eran urgentes para el desarrollo del país. Cordero representa la continuidad de un proyecto de gobierno que, a pesar de haber sido derrotado en las urnas, aún conserva convicciones y planteamientos que no deben ser desechados en automático.

La llave para salir del laberinto panista la tienen sus militantes, quienes, en libertad y conciencia, tienen la oportunidad de elegir quién llevará los destinos de un partido históricamente tan importante como lo es Acción Nacional. Ojalá que la jornada electoral se desarrolle en paz y con normalidad. A México le conviene seguir contando con un partido legítimo y democrático.

            Twitter: @pacoguerreroa65

 

 

 

 

 

Comparte esta entrada

Comentarios