INE: no al manoseo

COMPARTIR 
Francisco Guerrero Aguirre 30/03/2014 00:35
INE:  no al manoseo

Producto de la desconfianza endémica que reina entre los partidos políticos, el procedimiento de elección de consejer@s electorales del INE es de los pocos que se encuentran regulados a detalle en la Constitución, a partir de la reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación el 10 de febrero.

El artículo 41 de la Constitución señala que el o la consejer@ presidente y l@s consejer@s electorales serán electos por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes de la Cámara de Diputados, mediante un procedimiento que deberá regirse, estrictamente, por una convocatoria pública que establezca las etapas completas para el procedimiento, sus fechas límites y los plazos improrrogables que correspondan.

Para tal efecto, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) designó un Comité Técnico de Evaluación, integrado por siete personas de reconocido prestigio, del calibre de Soledad Loaeza y Ricardo Becerra, sólo por mencionar algunos. Después de un trabajo serio y responsable, el comité seleccionó a l@s mejor evaluad@s en una proporción de cinco personas por cada cargo vacante.

Al contar con la integración de las 11 quintetas, el órgano de dirección política está en el complejo proceso de impulsar la construcción de acuerdos para la elección de l@s consejer@s, a fin de que una vez realizada la votación por este órgano, en los términos de la ley, se remita al Pleno la propuesta con las designaciones.

Si se venciera el plazo para aprobar a quienes integrarán el INE y no se alcanzará la votación requerida, se deberá convocar al Pleno a una sesión en la que se realizaría la elección mediante insaculación de la lista conformada por el comité. Si ésta no avanzara, la disposición constitucional establece que sería la Suprema Corte de Justicia de la Nación quien realizaría, en sesión pública, la designación mediante insaculación de la lista correspondiente.

El Comité de Evaluación ha tenido la delicada obligación de seleccionar a l@s mejor evaluad@s, integrando quintetas bien equilibradas de acuerdo a méritos y trayectorias, cuidando en todo momento que su decisión estuviera alejada de criterios o presiones partidistas. Al pie de la letra del procedimiento constitucional, el comité ha presentado una relación de 50 personas, que considera como las más idóneas.

Adicionalmente, el artículo quinto transitorio del decreto de reforma constitucional fue más allá y señaló nuevas atribuciones para el Comité de Evaluación, entre las que destaca la remisión a la Cámara de Diputados para su trámite en procesos separados de: tres listas para cubrir la elección de cada uno de los tres consejeros que durarán en su encargo tres años; cuatro listas para cubrir la elección de cada uno de los cuatro consejeros que durarán seis años; tres listas para cubrir la elección de cada uno de los tres consejeros que durarán nueve años; y una lista para cubrir la elección del Presidente, que durará nueve años.

En una interpretación funcional de la convocatoria aprobada por la Jucopo, queda claro que la junta está obligada, por ley, a construir el acuerdo de votación con base en las listas originales remitidas por el comité, absteniéndose de realizar cambios o permutas a las mismas.

BALANCE

La pretensión de modificar la integración de las quintetas propuestas carece de fundamento legal y menosprecia de facto el trabajo pulcro y responsable que un grupo de destacados académicos y especialistas llevaron a cabo respetando la Constitución y la propia convocatoria aprobada por todos los partidos en la Cámara de Diputados.

Tienen razón los diputados Silvano Aureoles, del PRD; Manlio Fabio Beltrones, del PRI; y Arturo Escobar, del Partido Verde, al afirmar que deben respetarse las decisiones que tomó el comité, actuando con probidad, honestidad e independencia. Manosear las quintetas sólo llevará al naufragio el proceso de selección. Ya ha sucedido en dos ocasiones anteriores. Si la designación de l@s nuev@s consejer@s fracasa por tercera vez y se resuelve a través de un sorteo, quedará certificado que pueden más los intereses partidistas que el buen comienzo del nuevo INE.

                Twitter: @pacoguerreroa65

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red