El guiño de Manlio

COMPARTIR 
Francisco Garfias 03/09/2014 01:32
El guiño de Manlio

Modernizar el formato para que el Presidente de la República regrese al Congreso de la Unión a rendir su informe anual de gobierno, como exige un país que se presume democrático, no es prioridad para la bancada del PRI en San Lázaro. “Eso ya le toca a la siguiente Legislatura”, nos dijo el diputado Manuel Añorve, brazo derecho de Manlio Fabio Beltrones.

El mismísimo coordinador de los diputados del tricolor ya no tenía el entusiasmo mostrado la víspera, cuando habló de la necesidad de contar con un formato que incluyera preguntas y respuestas, para así contar con una “Presidencia moderna”.

Nos topamos con Manlio en el hotel Four Seasons. Le preguntamos sobre el tema. Su actitud era otra. Nada qué ver con la generosa y larga explicación que dio la víspera para destacar la necesidad de que se retome el diálogo directo entre los poderes Ejecutivo y Legislativo, suspendido en el sexenio de Felipe Calderón con el argumento de que la izquierda lo utilizaba para denostar al Presidente.

El político sonorense se limitó a hacer un guiño de ojo y siguió su camino. El contraste era absoluto. ¿Qué pasó? Lo dejamos a su imaginación.

Si tomamos en cuenta las reacciones de los dos priistas podríamos deducir que el 3º Informe de Gobierno del presidente Peña será una réplica de los dos primeros.

Entrega por escrito en el Palacio Legislativo. Mensaje con invitados y aplausos en Palacio Nacional.

¿Para qué exponer al Presidente a interpelaciones y posicionamientos críticos de los opositores? “Pero qué necesidad…”, diría el clásico Juan Gabriel.

Los dos perredistas que vimos ayer en Palacio Nacional flanqueando al primer mandatario, Silvano Aureoles y Miguel Barbosa, ya hicieron suya la idea de que en los años por venir regrese el primer mandatario a presentar su Informe en el Congreso de la Unión.

Pero podemos apostar a que, con la composición actual de las cámaras, no habrá modificación alguna de formato.

¿Y el México que se atrevió a cambiar?

 La imagen de los dos perredistas junto a Enrique Peña no escapó a los colaboradores de Gustavo Madero. “Borraron al PAN del escenario”, se quejaron en el CEN del blanquiazul, al tiempo que nos mandaron una síntesis de la postura del jefe nacional de ese partido, de cara al 2º Informe.

“Sólo se presumieron reformas de orden político-legislativo. Hubo pocos logros, y lo que despertó entusiasmo fue el anuncio del aeropuerto, pero no un resultado del gobierno. Eso me habla de que lo más aplaudido todavía no se hace, que es poco lo que se está informado”, dijo al salir del evento.

Madero se sentó en primera fila. Muy cerca de los hijos de Peña. Justo delante de Diego Fernández de Cevallos y Ricardo Anaya, secretario general del PAN, invitados especiales.

El que no se paró por el Palacio Nacional fue Jesús Zambrano, presidente del PRD. Era demasiado para un partido en el que aún militan radicales de la izquierda que no aprueban la postura de la cúpula frente al gobierno federal, ni le perdonan el acercamiento al que obligó el Pacto por México. El PRD está en vísperas de elecciones internas.

Zambrano nos explicó: “No era un acto estrictamente oficial-republicano. Sabía que iba a ser de autoelogios y de promesas de un mañana mejor. En todo caso allí estaba la representación institucional y política con Silvano y Barbosa. Se cuidaron las formas y el respeto entre poderes”.

 Y mientras en Palacio Nacional se daban cita los mil 200 invitados del Ejecutivo —gobernadores, coordinadores parlamentarios, empresarios, notables—, en San Lázaro se desarrollaba la primera sesión del periodo ordinario de sesiones que arrancó el lunes pasado con sesión de Congreso General.

El diputado del PVEM, Tomás Torres, primer vicepresidente de la Mesa Directiva, suplió sin mayores problemas a Silvano Aureoles en una sesión donde destacó la aprobación unánime de un punto de acuerdo que exige sanciones ejemplares para la minera Buenavista del Cobre, subsidiaria de Grupo México, por el derrame de sustancias contaminantes en el río Sonora.

“Va en serio…”, nos dijo el propio Manuel Añorve, con rostro adusto, en un intento de convencer de que esta vez sí procederán en contra el Grupo México, de Germán Larrea, que también operaba la mina Pasta de Conchos, sinónimo de tragedia, cuando hace ocho años quedaron allí sepultados 65 trabajadores.

El Poder Legislativo tomó cartas en el asunto del río Sonora. Otra vez formó una comisión especial de seguimiento del caso. Nunca dan resultados, pero hay que dar la impresión de que los diputados se movilizan para ayudar a las víctimas.

Los siete legisladores que la integran, encabezados por el priista Marco Bernal, viajaron ayer a Sonora. La agenda de la gira incluye una reunión de trabajo con funcionarios federales involucrados en el tema de la emergencia en el río Sonora, pero también con los siete presidentes municipales de la región afectada.

Por la tarde tendrán una reunión de trabajo con directores de la empresa minera y funcionarios del gobierno del estado. Al filo de las 20:00 horas ofrecerán una conferencia de prensa para dar a conocer los resultados de la visita de trabajo y las acciones que proceden.

 En Guerrero hay emergencia, pero de otra índole. La nota ayer en Chilpancingo fue el ingreso del Ejército a la zona. Lleva la misión de vigilar las obras de reconstrucción de las viviendas que se vieron afectadas por las lluvias y el terremoto en la capital del estado, Chilapa y Tixtla.

Resulta que las bandas el crimen locales, fundamentalmente Los Rojos y Las Ardillas, se han empeñado en que las empresas contratadas les compren a ellos los materiales de construcción. “Es eso o no hay casas”, advierten. Las constructoras, obvio, prefieren abandonar la tarea.

El tema ya es motivo de litigio entre los gobiernos federal y estatal. La secretaria de Desarrollo Social del Estado, Beatriz Mojica Morga, no para de hacer presión porque, dice, la reconstrucción no avanza. Eso llevó a Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la Sedatu, a denunciar la situación con los narcos.

Los recursos federales para la reconstrucción de la zona afectada suman, en una primera etapa, alrededor de ocho mil millones de pesos. Una cuarta parte es para la reconstrucción de vivienda.

                www.elarsenal.net

                http://panchogarfias.blogspot.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red