¿Consulta Popular? Ajá…

La prensa favorable a la izquierda cifraba en “miles” los manifestantes contra la reforma. Se necesita mucho, para que el régimen los vea.

COMPARTIR 
Francisco Garfias 01/02/2014 00:49
¿Consulta Popular? Ajá…

La consulta popular es la última carta fuerte que le queda a la izquierda para lograr su nueva utopía: “revertir” la Reforma Energética que abre el sector energético a la inversión privada, nacional y extranjera.

Movilizaciones como la que vimos ayer en las calles de la Ciudad de Mexico no parecen suficientes para hacer reflexionar al gobierno federal sobre lo que es, a todas luces, su apuesta sexenal.

La prensa favorable a la izquierda cifraba en “miles” los manifestantes contra la citada reforma. Se necesita mucho, pero mucho más para que el régimen los vea.

Y es que el tema del petróleo ya no moviliza como antes. Lo vimos también durante el famoso “cerco patriótico” alrededor del Senado, al que convocó Andrés antes de infartarse. No llegaban ni a tres mil.

  • Cuauhtémoc Cardenas, único orador en el mitin de ayer en el Zócalo, volvió a tomar las calles para que este ejercicio de participación ciudadana, consagrado por el artículo 35 de la Constitución, se realice simultáneo a las elecciones de 2015.

Parece resuelto que la consulta se lleve a cabo, con o sin el apoyo de Andrés Manuel López Obrador, quien se ha hecho del rogar más que Fidel Castro para sacarse la foto con el presidente Peña.

El ingeniero dice que es válida la protesta hablada, escrita, los paros, y hasta la desobediencia civil para revertir la citada reforma.

La cosa es que el tema nomás no prende en la mayoría de los mexicanos.

  • El gobierno, su partido y sus aliados en el Congreso hacen circo, maroma y teatro para sacarle la vuelta a la famosa consulta. Lo dicen abiertamente.

Un ejemplo son las declaraciones que nos hizo Emilio Gamboa, coordinador de los senadores del PRI, en la entrevista que Paola Barquet y este reportero le hicimos para el programa Arsenal, que se transmite este sábado a las 19 horas por Excélsior Televisión. (canal 127 de Sky y Cablevisión).

El político yucateco adelantó que no le van a dejar espacio legislativo al PRD —y a la izquierda en general— para que puedan echar para abajo una reforma que costó mucho esfuerzo, un gran debate y que, según el discurso oficial, le va a traer “grandes beneficios” al país.

“Ellos quieren revertir la Reforma Energética y como tú comprenderás nosotros no vamos a ceder a ello. No habrá consulta popular, ninguna, ninguna, que pueda poner en duda la Reforma Energética”, aseveró el priista.

—¿Estás diciendo, de alguna manera, que aunque ya cumplieron los requisitos para realizar la consulta —el millón 630 mil firmas, ya los rebasaron ampliamente— de ninguna manera van a someter esto a consulta popular? ¿No es eso regatear al pueblo su derecho a opinar?

—No. Ellos han opinado cuando dan un voto y se hacen los congresos. Y los congresos son los representantes populares, ahí está el voto de cada uno de los ciudadanos que salieron a votar el año pasado, en julio.

“No tengo la menor duda que ellos están en su derecho de hacer su mejor esfuerzo para tratar de echar para atrás la Reforma Energética. Pero estoy seguro de que la gran mayoría de Acción Nacional y la absoluta mayoría del PRI y del Verde Ecologista, nuestro derecho o nuestro compromiso es no dejar ninguna puerta abierta para que con cualquier consulta o una consulta popular, pueda venirse abajo la Reforma Energética”.

Y parece que ya encontraron el caminito para evitar la consulta. Una ley que pretende impedir que sean consultados los cambios a los articulos 127 y 128 de la Constititución en los que se asienta la Reforma Energetica. ¿Argumento? El 35 establece que no son consultables los ingresos, dicen que de eso se tratan los cambios.

El ingeniero tiene claro que la Ley sobre la consulta popular, atorada en el Senado, va por ahí. En su discurso de ayer exigió una ley reglamentaria que no tenga disposiciones que vuelvan impracticable la consulta.

Dos a uno a que lo ignoran.

  • Ya le anda a Arturo Núñez con las presiones de su Peje aliado.

Y es que Andrés Manuel le recordó al gobernador de Tabasco que durante su campaña se comprometió a retirar la tenencia vehicular. No lo ha hecho por cuestiones financieras. “No es el momento”, justifica el mandatario.

Pero el Peje es como Gabino Barrera. No entiende razones. “La palabra se cumple…”, reprochó públicamente a Núñez, según nos cuenta el senador priista de ese estado, Humberto Mayans.

El gobernador no está en condiciones de ignorar a
Andrés. Morena está más fuerte que nunca en Tabasco. “Le puede hacer un boquete enorme”, opinó Mayans.

  • Moraleja de la semana (cortesía de Arturo Núñez y dedicada a la izquerda): “División empieza con “D” de derrota”.

 

 

 

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red