Irán y la geopolítica en Oriente Medio

El acuerdo con el Grupo 5+1 demuestra que EU está trazando una estrategia de repliegue, diplomacia y cooperación.

COMPARTIR 
Foro Internacional Anáhuac 12/12/2013 00:00
Irán y la geopolítica en Oriente Medio

*Yoanna Shubich Green

El pasado 24 de noviembre en Ginebra, el Grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia + Alemania) lograron un acuerdo provisional con Irán sobre su programa nuclear, hecho que provocó reacciones inmediatas por sus implicaciones para la región y el sistema internacional en general.

El convenio con Irán demuestra que EU, al tener un déficit y endeudamiento excesivos, está trazando una estrategia de repliegue, presencia, diplomacia y cooperación de acuerdo con sus intereses nacionales, limitaciones y capacidades, por lo que priorizará ciertas regiones para contener y neutralizar a los adversarios y analizará dónde intervenir directamente. Todo indica que EU está usando la diplomacia en el Oriente Medio.

También se observa una mayor participación entre EU y Rusia para resolver problemas difíciles como la destrucción de las armas nucleares en Siria y un acuerdo del programa nuclear iraní. Esto no significa que no seguirá existiendo una rivalidad entre ambas potencias, como en el caso de Egipto donde, después de que el presidente Obama negó ayuda militar al actual gobierno encabezado por los militares, Moscú vio una oportunidad para renovar su influencia en la zona y aprovechar la crisis y vacío dejado por los estadunidenses. Lo anterior indica que se verá una coexistencia de competencia y cooperación productiva entre ambas potencias.

El acercamiento de EU con Irán provocó molestia en aliados tradicionales como Arabia Saudita e Israel. El primero no compartió la decisión de EU de no atacar a Siria y reprobó el acercamiento estadunidense con Irán. No hay que olvidar que Irán y Arabia Saudita rivalizan por el liderazgo regional, como principales representantes de las dos corrientes musulmanas, la chiita en Irán y la sunnita en Arabia Saudita. Informes de inteligencia sugieren que existen armas nucleares hechas en Pakistán para Arabia Saudita y serían entregadas en caso de que Irán alcance una bomba nuclear.

El primer ministro israelí calificó de “error histórico” el convenio con Irán, por lo que existe un acercamiento de posiciones e intereses entre Israel y Arabia Saudita. Por un lado, aunque no existen relaciones diplomáticas entre estos dos países, cuentan con una historia de cooperación tácita en contra de enemigos comunes.

Por otro lado, al conocer las reacciones en contra del convenio de Ginebra, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, inició una gira de trabajo en países de la región para mejorar sus relaciones; además, manifestó su interés de ampliar la colaboración de su país con Arabia Saudita.

El acercamiento entre EU e Irán permitió que éste fuera invitado a participar en las negociaciones de Ginebra II, a celebrarse el 22 de enero de 2014, para poner fin al conflicto sirio. El papel de Irán en dicho conflicto es de suma importancia, ya que el país persa apoya al régimen de Bashar al-Assad con armas, dinero y combatientes de Hezbolá. El futuro de Hezbolá está directamente vinculado a las negociaciones nucleares con Irán y su posible desmilitarización.

El acuerdo inicial de Ginebra puede transformarse en uno global que se traduciría en estabilidad para la convulsionada región de Oriente Medio. No cabe duda de que el fin del conflicto sirio contribuiría a disminuir problemas internos en Irak, Jordania, Líbano y Turquía, países que se han visto afectados por el aumento en el número de refugiados y la intensificación del terrorismo. No obstante, hay analistas que piensan que se trata de una estrategia de Irán para ganar tiempo en lo que consigue desarrollar su propio armamento nuclear.

*Coordinadora académica de la Escuela de Relaciones Internacionales. Universidad Anáhuac México Norte.

forointernacional@anahuac.mx

Comparte esta entrada

Comentarios