México 1914-2014

Se cumplirán cien años, el 20 de agosto, de la entrada de Venustiano Carranza a la Ciudad de México.

COMPARTIR 
Fernando Serrano Migallón 26/12/2013 00:00
México 1914-2014

Para muchos, el siglo XX fue el de la violencia, para otros el siglo de las revoluciones y de las transformaciones cuyas consecuencias estamos experimentando. Ambas apreciaciones son ciertas, y durante 2014 conmemoraremos en México algunos centenarios de hechos que, entre la violencia revolucionaria, significaron afirmaciones y cambios que dejan sentir su peso en la conciencia y el imaginario colectivo hasta nuestros días.

Al principio del movimiento revolucionario, Estados Unidos había declarado cierto grado de neutralidad, sin embargo, para la llegada a la Casa Blanca de Woodrow Wilson, en 1913, el panorama cambió completamente, apostando al golpe de Estado, apostando a la intervención militar en Veracruz; el que luego sería el campeón de la paz en la Primera Guerra Mundial sometió a México a un ataque injusto e inmoral del cual dieron cuenta las fuerzas del Ejército mexicano. La nueva política estadunidense irá tomando cuerpo hasta cuando el 4 de febrero de 1914 se declare la libertad de venta y exportación de armas a México para cualquiera de los grupos beligerantes. Se cumplirán, en abril, cien años de la heroica defensa del Puerto de Veracruz frente a la invasión estadunidense. La ocupación del puerto de Veracruz se extenderá hasta el 23 de noviembre cuando al triunfo del movimiento constitucionalista, Carranza y sus diplomáticos lograran la desocupación del puerto y el cese a la violación de la soberanía nacional. Se cumplirán cien años, el 20 de agosto, de la entrada de Venustiano Carranza a la Ciudad de México.

Este periodo de guerra civil —en el conjunto de lo que hoy llamamos el movimiento revolucionario— tuvo, en el año 14 del siglo XX, momentos cuyo centenario no podemos olvidar; la oposición al gobierno espurio de Huerta se había generalizado y tuvieron lugar algunos de los momentos más cruentos y más significativos de la guerra; así, se cumplirán cien años, el próximo 23 de junio, de la Batalla de Zacatecas en la que Pancho Villa logró cortar el paso al norte a las fuerzas de Victoriano Huerta, con ello la suerte del dictador quedaba sellada y su caída, ésta sí para celebrarse, cumplirá cien años el 14 de julio; el avance de las distintas fuerzas en su contra se transformaría en el avance de los distintos proyectos de nación que habían de encontrarse, tanto en la Convención Revolucionaria como en el Congreso Constituyente.

En medio de la violencia nuestro país siguió experimentando su vida cultural y, entre el silbido de las balas, los ciudadanos siguieron construyendo instituciones y llevando a cabo el cultivo de las artes y las letras. Se cumplirán, por ejemplo, cien años, el 14 de octubre, de la fundación de la Escuela Preparatoria de Jalisco, que con los años se consolidaría como uno de los focos de irradiación de cultura más prominentes del occidente de México. Carranza, en 1914, cesará en masa al cuerpo diplomático destacado en Europa, indirectamente, este hecho será el aliciente para un enorme movimiento cultural cuyo epónimo será el centenario de la llegada de Alfonso Reyes a Madrid, apea trabajar en el Centro de Estudios Históricos, además se cumplen cien años de su encuentro con Díez Canedo y Juan Ramón Jiménez y con todo el exilio mexicano, incluido Diego Rivera, que se congregará en el Madrid de aquellos años.

Se cumplirán cien años de la celebración de la Soberana Convención de Aguascalientes, el próximo 10 de octubre y cuyo punto álgido será el 1 de noviembre, cuando recordemos la elección de Eulalio Gutiérrez, como Presidente de la República. En adelante, la lucha revolucionaria se transformará en una larga batalla para dar forma y programa para la construcción del nuevo país que habría de nacer con la incorporación de quienes, antes, habían sido marginados de la historia: obreros, clases medias, intelectuales y campesinos. Acercándonos a un sueño que todavía habremos de lograr, un horizonte que a veces se nos aparece como más próximo y otras todavía difícil de alcanzar, esto es, una patria justa y generosa para todos.

                *Profesor de la Facultad
                de Derecho de la UNAM

                fserranomigallon@yahoo.com.mx

Comparte esta entrada

Comentarios