Tú sí tienes de qué presumir

Ahora al norte de Michoacán han llegado las salvadoras huestes de las autodefensas, unos 600 pelafustanes fuertemente armados ya entraron a Pátzcuaro. Tomaron Zirahuén, Quiroga, Opopeo, Santa Clara del Cobre y se pasearon muy orondos por la larga calzada de Lázaro Cárdenas para hacer su vivaque en el crucero Ajuno-Zirahuén, a unos kilómetros del pueblo, protegidos por la Policía Estatal.

COMPARTIR 
Félix Cortés Camarillo 28/02/2014 03:02
Tú sí tienes de qué presumir

No era suficiente la tala inmoderada y gansteril de sus bosques y la deforestación galopante generadora de riquezas y escondite de corrupciones. No bastaba ver cómo se deseca el lago Zirahuén, y la manera en que Janitzio, con sus desechos, va convirtiendo el lago de Pátzcuaro en un charco menguante de aguas pútridas. Parecía que lo último que le podía pasar a ese estado era que el pescado llamado blanco de Pátzcuaro pasara a ser un romántico recuerdo.

Ahora al norte de Michoacán han llegado las salvadoras huestes de las autodefensas, unos 600 pelafustanes fuertemente armados ya entraron a Pátzcuaro. Tomaron Zirahuén, Quiroga, Opopeo, Santa Clara del Cobre y se pasearon muy orondos por la larga calzada de Lázaro Cárdenas que baja del pueblo hasta la estación del ferrocarril de Pátzcuaro, para hacer su vivaque en el crucero Ajuno-Zirahuén, a unos kilómetros del pueblo, protegidos por la Policía Estatal Preventiva, escribe el corresponsal de Excélsior. Maldita la gracia que les hizo la epopeya bélica a los lugareños. Como si no tuvieran plagas suficientemente dañinas. Si estos libertarios torpemente tolerados y patrocinados por el gobierno son de Tepalcatepec, Apatzingán y La Huacana, esto es la Tierra Caliente, yo no entiendo qué carajos andan haciendo tan al norte, en las tierras frescas y tranquilas de Pátzcuaro. La presidente municipal de Pátzcuaro, Salma Karrum Cervantes, simplemente reconoce que ella sola no puede hacer nada y pide que respeten la integridad física de los habitantes de su ciudad.

Ahora, los integrantes de este poder alterno y real en el estado dicen que su objetivo está mucho más al sur, mucho más dentro de la sierra, en Arteaga y Tumbiscatío, donde se encuentran los tremendos Caballeros Templarios. Por eso andan por el norte en campaña de reclutamiento —¿leva?— para aumentar sus activos armados. Son ya 18 los municipios con presencia predominante y tolerada de civiles armados. Van, dicen, por los 113 municipios del estado.

No parece preocupar a nadie esta flagrante violación de todas las leyes de convivencia y orden establecido. La mancha del poder alterno se sigue extendiendo por el estado de Michoacán pasando ahora de Tierra Caliente al norte; semejantes movimientos van a seguir en Guerrero y en Oaxaca. Si se descuidan en las fronteras del Estado de México.

Este gobierno, tan sensible que es a las formas, debiera registrar que los grupos de autodefensa no pretenden detenerse en Zirahuén: sin fijar fecha, aseguran que van sobre Morelia, la capital del estado.

No debemos preocuparnos; tras reunirse con diputados y el Comité Directivo Estatal del PAN, dice el diario Milenio, el comisionado especial federal para Michoacán, Alfredo Castillo, advirtió que esos grupos no pasarán a la capital, de la que están a cincuenta kilómetros.

Ajá.

 

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red