Con los ojos retecolorados y la boca reseca reseca

COMPARTIR 
Félix Cortés Camarillo 17/02/2014 01:44
Con los ojos retecolorados y la boca reseca reseca

“Mariguana, ya no puedo, ni levantar la cabeza...”

                Mariguana, Óscar Chávez

 

Los encargados de opinar, y adivino que decidir, sobre la despenalización de la mariguana en el Distrito Federal, se antojan más turbados que los que habrán de designar a los nuevos consejeros del nuevo IFE: si uno escucha a Manlio Fabio Beltrones o a Silvano Aureoles, parece que ya decidieron que sean los viejos consejeros del viejo IFE. Como diría Jacobo, la experiencia hace la diferencia. Por los mismos rumbos anda el Instituto Nacional de Evaluación Educativa en el Programa Anual 2014 sobre procesos de evaluación del personal docente, bateando de jonrón. Los aspirantes a una plaza de maestro pueden reprobar el examen de selección, obtendrán la chamba. Al año podrán abanicar un segundo strike; si reprueban nuevamente en el 2015, seguirán en el puesto. En el 2016 ya no quiero pensar qué va a pasar con esos profesores cuando reprueben el tercer strike...

Ahora, los diputados de la Asamblea de Representantes del Distrito Federal parecen necesitar fumarse un buen chanchomón de hierba ya despatarrada para poder darle el golpe al asunto. Recojo retazos de declaraciones, al vuelo. Consumir mariguana no será delito. Cultivarla y traficar con ella sí. Los que quieran navegar por esa nube podrán adquirir la droga en tiendas debidamente autorizadas, que venderán dosis de no más de cinco gramos por piocha. Estará prohibido consumir en la tiendita. Como yo entiendo que el tráfico es una de las palabras para definir al comercio, se me comenzó a hacer bolas el engrudo.

En eso estábamos cuando el jefe de Gobierno del Distrito Federal, don Miguel Ángel Mancera, dejó claro con insistencia que la propuesta de despenalizar el consumo y venta de mariguana es con objetivos de salud pública y no con fines recreativos, como publicó ayer Excélsior. Declaró también que nunca la ha fumado, pero sí sabe a qué huele. Yo le puedo decir que, al arder, despide un fuerte olor a petate quemado que inunda una cuadra entera.

Mi mamá me contó que su suegra solía macerar unas hojitas en alcohol para luego sobarse las rodillas  reumáticas, aliviando el dolor. Me pregunto si mi abuela podría presentarse ahora a comprar la cannabis sin receta de facultativo, por sus purititas corvas. También abrigo dudas sobre si alguien con hipertensión nerviosa puede esgrimir motivos de salud para fumar mota terapéuticamente. Me imagino que por esas o similares razones, en los estados de la Unión Americana donde se reconoció el consumo de la droga y se legalizó están pasando al llamado uso “recreativo”. Es decir, por el placer de ser.

Pero a mí me siguen preocupando más las señoras y señores que se van a encargar de regular la democracia en mi país, a partir de las elecciones del 2015. Pero muchísimo más me duelen los maestros que, pachecos y todo, le van a dar clases a lo que los cursis llamamos el futuro de México.

Pilón.- What’s the fuzz? Desde hace muchos años, las revistas internacionales (Time, Newsweek, Life, Hola, entre otras) hacen una edición para su mercado doméstico y otra para los otros países. El contenido de esas ediciones no es el mismo; generalmente, el de exportación está adecuado a los apetitos y gustos del cliente. La portada de Time con el presidente Peña Nieto (Saving Mexico) no va a circular en Estados Unidos. Es obvio. La percepción del Presidente mexicano al otro lado es diferente a la que hay en México. Por otra parte, el salvamento de México está todavía lejano para comenzar a celebrarlo.

Comparte esta entrada

Comentarios