Romo tras las “rejillas”

Por ley el delegado es el responsable del resguardo de la Rotonda de las Personas Ilustres, ubicada en el panteón más grande de Latinoamérica.

COMPARTIR 
Federico Döring 17/08/2014 01:54
Romo tras las “rejillas”

El silencio del delegado en Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, lo dice todo. Pasado el escándalo de la fiesta de la actriz, el nuevo incidente ocurrido en la Rotonda de las Personas Ilustres supone otro duro golpe a la imagen del político del PRD; por eso se esconde y no dice ni media palabra. No se puede esperar otra cosa de un personaje más ocupado de su imagen frente al espejo que de las tareas de un gobernante.

Después de 12 horas de ocurrido el golpe, el gobierno delegacional emitió un escueto comunicado de su Dirección Jurídica y de un funcionario menor para informar que presentaron una denuncia ante la Procuraduría capitalina y para hacer un llamado a la ciudadanía a que les ayude a recuperar lo robado, parte del patrimonio público que, como muchas otras cosas, los electores confiaron a Romo con su voto para que lo cuidara.

Al igual que en la fiesta del pasado 13 de junio,  en la que autorizó que la actriz Claudia Cervantes y sus amigos bebieran y bailaran entre las tumbas de las Personas Ilustres, agraviando la memoria de nuestro país, con el robo de siete rejillas de bronce que circundaban el pebetero, perpetrado supuestamente la madrugada de este 15 de agosto, Romo, conocido más por frivolidad e ignorancia, no articula ni una pobre disculpa a la ciudadanía. 

El delegado Víctor Hugo Romo es directamente responsable del robo de las rejillas de bronce por una simple y sencilla razón: si la autoridad permite la profanación y falta de respeto a los símbolos de una ciudad y una nación, ¿cómo esperar que los ciudadanos los respeten y veneren? Por ley, el delegado es el responsable del resguardo de la Rotonda ubicada en el panteón más grande de Latinoamérica.

Víctor Hugo Romo está tras las rejillas. Pero que nadie se alegre. Nada garantiza que los delincuentes reciban su castigo. Si pretendió sancionar, y eso sólo porque lo descubrieron en las redes sociales, a  #LadyPanteon con una ridícula multa de 33 mil pesos a la empresa que organizó la fiesta de su amiga, ahora nos queda esperar a que la policía capitalina capture a los delincuentes que robaron las rejillas.

Mientras tanto, los peones de Romo, que desenfundan a la menor crítica al patrón, con el penoso episodio del robo de las rejillas tendrán mucha, pero mucha chamba respondiendo a cientos de expresiones de una indignada ciudadanía que en las redes sociales viraliza la nota del robo, critica o se mofa de la actuación del delegado. “@qtf Ahora…roban rejillas de bronce colocadas en tumbas de la Rotonda de los Hombres Ilustres”; “@Adolfo_ZapataMx La Rotonda de los Hombres Ilustres sobrevivió a la fiesta, pero no a los ladrones: se roban seis rejillas de bronce”; “@danielequis Roban rejillas de bronce de Rotonda de Personas Ilustres ¿habrá sido en la finísima fiesta?”; “@ma_yolita No vaya a ser que el Delegado @vromog prestó las rejillas para una grabación, con eso que presta la Rotonda a sus cuates”.   

Si enfrentara sus crisis de gobierno, acaso con la mitad del talento que tiene para posar en la foto y aparecer en la nota rosa, Romo estaría tras las rejillas robadas para recuperarlas y no sólo maniobrando para evitar el impacto negativo en las encuestas.  

Comparte esta entrada

Comentarios