25 años del PAN en la ALDF

El PAN ha sido el único partido político capaz de trascender este espacio...

COMPARTIR 
Federico Döring 09/03/2014 00:03
25 años del PAN en la ALDF

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal está cumpliendo sus bodas de plata como órgano de representación de los habitantes de la Ciudad de México, son 25 años en los que el Partido Acción Nacional ha estado representado, en sus distintas etapas y legislaturas, como un grupo parlamentario propositivo y con un enfoque de política humanista. Ha sido el PAN, modestia aparte, piedra de toque en la fundación del espacio legislativo que a la ciudad durante tanto tiempo se le había negado.

La Asamblea de Representantes, primero, y Legislativa, después, ha sido un semillero de cuadros panistas, de ahí han emanado 36 diputados federales, seis senadores, siete jefes delegacionales, seis presidentes del Comité Directivo Regional del partido en el DF, dos presidentes del Comité Ejecutivo Nacional, cargos en el gobierno federal y, por supuesto, los asambleístas, uno que se convirtió en Presidente de la República, Felipe Calderón, y otra, en primera dama, Margarita Zavala.

El PAN ha sido el único partido político capaz de trascender este espacio y quienes han ocupado un cargo como representantes o legisladores en algún periodo durante los 25 años de vida de esta institución, han contribuido con su experiencia y conocimiento en otros espacios legislativos o de la administración pública de México.

Sin embargo, y pese al gran orgullo de ser partícipe en esta conmemoración, ningún partido político, incluyéndonos, ha sido capaz de darle a la capital del país un jefe de Gobierno del Distrito Federal que haya sido integrante de la ALDF. Ser diputado local es hasta una condición natural y normal en los gobernadores de los estados de la República.

Por tal razón, la mejor forma de que el PAN honre los avances democráticos logrados en los 25 años de la ALDF, es con un trabajo orientado a recuperar y reivindicar lo mejor que tenemos, que es nuestra historia y nuestra batalla cultural, por supuesto, ir unidos al 2015 y postular a las mejores mujeres y hombres en 2018, pero, fundamentalmente, es momento de que el PAN postule como candidato a jefe de Gobierno del DF a un cuadro propio y que cumpla la condición de haber pasado por la Asamblea.

Desde luego que nuestro esfuerzo para ganar la jefatura debe acompañarse de lograr la mayoría en la ALDF. Durante estos 25 años, el PAN, como grupo parlamentario, nunca ha sido mayoría, pero el día que eso suceda, los capitalinos pueden estar seguros que, a diferencia del PRD, no utilizará esta condición para implementar políticas públicas que lesionan a los habitantes de la Ciudad de México.

El día que tengamos una mayoría legislativa no la vamos a aplicar para privar de la vida a la expresión más frágil de la condición humana, que es el no nacido, el día que tengamos una mayoría no la vamos a aplicar para promover el consumo de la mariguana en la Ciudad de México, no la vamos a utilizar para darle afirmativa ficta a la voracidad y la corrupción de los desarrolladores inmobiliarios en la ciudad.

Y con una mayoría legislativa, el PAN será federalista. No como el PRI, que se opuso a la fundación del congreso local capitalino, ni como los liderazgos perredistas, que además de que no supieron impulsar la transición de la ciudad cuando militaban en el PRI, y que después cosecharon los frutos de la transición, no lo han querido hacer desde la jefatura de Gobierno.

El PAN entiende que vale lo mismo un voto para jefe de Gobierno que para un delegado, no vamos a ser una mayoría que cuestione los derechos de libertad de expresión, pero sí vamos a ser una mayoría que ponga orden en las expresiones violentas y regule las marchas en la ciudad.

Llegamos a los 25 años satisfechos, pero no conformes, la democratización política de la ciudad está inconclusa, el PAN asume con ánimos renovados el reto, seguiremos siendo espíritu y motor de las transformaciones.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red