El abandono de los mercados públicos

La experiencia española demuestra que no sólo deben ser recuperados como patrimonio cultural, sino como auténticos centros de negocio y atractivo turístico.

COMPARTIR 
Federico Döring 02/02/2014 00:37
El abandono de los mercados públicos

Los mercados públicos del Distrito Federal enfrentan la apatía y el olvido de los gobiernos locales desde hace varias administraciones perredistas, pero la crisis se profundizó durante la de Marcelo Ebrard.

A través de instrumentos legales como la Norma 29, al amparo de la cual proliferaron las llamadas tiendas de conveniencia, se agudizó la problemática.

La proliferación de estas tiendas, una de ellas filial de una transnacional, en la que por cierto, un hermano del ex jefe de Gobierno es gerente a nivel América Latina, ha generado que los mercados públicos estén sumidos en una grave crisis y cada vez más parezcan sólo un nostálgico recuerdo de lo que alguna vez tuvo la Ciudad de México.

El reciente incendio registrado en el mercado de dulces de La Merced, pone una vez más en evidencia el descuido y deterioro que enfrentan los mercados públicos del Distrito Federal por parte de las autoridades. No es la primera vez que sucede algo así en uno de los centros de distribución de alimentos más tradicionales de la capital del país.

Sumando el desfase de este modelo de negocio que no le permite competir en condiciones, el padrón de locatarios y los mecanismos de transferencia de los recursos que pagan éstos a las delegaciones por concepto del derecho de piso es opaco y sometido por el PRD a las necesidades electorales.

Es urgente reducir el nivel de corrupción que impera en la administración de los mercados públicos. Son Casi 70 mil familias las que dependen de los 321 mercados públicos del Distrito Federal. Experiencias internacionales como la española demuestran que no sólo deben ser recuperados como patrimonio cultural de la ciudad, sino como auténticos centros de negocio y atractivo turístico.

Éste y otros grupos parlamentarios del PAN en la ALDF han presentado diversos instrumentos legislativos para contribuir en su rehabilitación y mejora.

Una de las propuestas que el GPPAN ha presentado en esta VI Legislatura es solicitar a la Secretaría de Desarrollo Económico del Distrito Federal, implementar una campaña de afiliación al régimen del pequeño contribuyente entre los micro empresarios informales que operen en el Distrito Federal, especialmente a los locatarios de los mercados públicos, a fin de que éstos puedan ser sujetos de crédito bancario y de beneficios de programas sociales.

El deterioro y abandono de estos tradicionales centros de abasto popular debe revertirse con acciones concretas, más allá de discursos y buenos propósitos del gobierno en turno. Se trata de suma de voluntades, la ciudad los necesita, el PRD debe permitir la modernización e integración de los mercados públicos a la vida productiva de la capital, más allá de la depredación electoral a la que sus gobiernos los ha sometido.

Comparte esta entrada

Comentarios