El paso de los gobiernos del PRD

La suma de acontecimientos de 2013 son la última palada al mito de los gobiernos perredistas.

COMPARTIR 
Federico Döring 12/01/2014 00:00
El paso de los gobiernos del PRD

“Se desata balacera en centro comercial de exclusiva zona de la ciudad”. Éste podría ser lo mismo el encabezado de un asalto registrado el 22 de septiembre del año pasado en Nairobi, la capital de Nigeria o, guardando la proporción debida por los saldos, el asalto registrado en el Centro Comercial Santa Fe de la capital de México en plena época navideña.

La suma de acontecimientos de 2013 son la última palada al mito de los gobiernos perredistas de que el DF es “ciudad segura”. Sin embargo, no deja de sorprender la capacidad de negar esta realidad, como si con ello borraran el multihomicidio, aún sin resolver, del Bar Heaven o el macabro hallazgo de una mujer descuartizada en una estación del metro como mensaje entre bandas.

En la Ciudad de México la delincuencia no está controlada, prevalece la impunidad y el crimen organizado existe y se disputa día con día el control de la plaza.

Sin la garantía del Gobierno central de que no volverá a ocurrir otro incidente de violencia en el centro comercial ubicado en su demarcación, el gobierno delegacional de Cuajimalpa tomó una medida que pudo calificarse de polémica, excesiva o extremista.

No hubo rechazo, descalificaciones, ni enojo ciudadano a la organización de la delegación del simulacro de asalto en la plaza comercial, en el que participaron mil 500 niños de escuelas de la demarcación, padres de familia y empleados para informar sobre cómo actuar en un evento similar.

La imagen del simulacro con niños tomando una lección de vida sacude y evoca aquella ocurrida en Monterrey en mayo de 2011, en el que una maestra mantiene pecho tierra a sus alumnos cantando mientras se libra una balacera en la calle. El incidente provocó que el gobierno de Nuevo León ordenara la capacitación a los maestros para reaccionar ante un tiroteo.

El DF por su imagen ocupa el lugar 95 de 100 metrópolis de acuerdo con una evaluación internacional que toma en cuenta variables como la criminalidad y que agrupan, según el reporte, en tres categorías: desempeño económico, calidad de vida y gobierno efectivo. El DF aparece apenas por encima de ciudades como Nairobi y Bagdad, y por debajo de otras como la capital de Haití.

Las comparaciones no pecan pero incomodan. La reacción del Gobierno de la ciudad de que la medición responde a 2012, no tranquiliza. Más allá de imaginar la calificación cuando se evalué 2013, estamos frente al reconocimiento tácito del muy crítico estado general en que las anteriores administraciones perredistas han dejado a la ciudad en todos los rubros.

Es un hecho que en tanto prevalezca la cultura política perredista de resolver los problemas repartiendo despensas y negando la realidad en lugar de actuar con la responsabilidad de un gobierno elegido por la mayoría, las cosas no van a cambiar.

                Twitter: @FDoringCasar

Comparte esta entrada

Comentarios