Los retos de Davos

Según Goldman Sachs, México se convertirá en la séptima economía más grande del mundo en 2020.

COMPARTIR 
Fausto Alzati Araiza 23/01/2014 01:40
Los retos de Davos

México llega al Foro Económico Mundial precedido de las expectativas que en la opinión de los inversionistas globales ha generado el programa de reformas del presidente Enrique Peña Nieto y con el reto formidable de traducirlas sin demora en decisiones prácticas de política económica que, en efecto, atraigan la atención de los grandes jugadores globales y se materialicen en flujos de recursos financieros y tecnológicos que detonen cuanto antes un ciclo virtuoso de crecimiento acelerado y sostenido. Para volver a una senda de crecimiento económico, bienestar social generalizado y renacimiento cultural, México necesita empresas saludables, en industrias con futuro, capaces de adoptar las nuevas fuentes de productividad y de adaptarse a la sustentabilidad que la emergencia ambiental planetaria exige.

Para reiniciar con vigor el crecimiento en una economía estancada, como la mexicana, cuyo dinamismo ha sido por décadas insuficiente para ocupar productivamente a su fuerza de trabajo, no bastan las inyecciones de recursos financieros ni los enfoques “keynesianos” que buscan generar incrementos en la demanda agregada interna. Es indispensable provocar un “shock Schumpeteriano” del lado de la oferta que, al introducir nuevas industrias o modos innovadores de producción en industrias ya establecidas, permita vincular a regiones e industrias enteras de México con la demanda creciente de nuevos productos y servicios que generan los sectores, regiones y países en expansión en la economía global. 

Aún en medio de  la “crisis” de estancamiento que afecta desde 2008 a la economía mundial, la que por fortuna comienza a mostrar signos de recuperación, existen industrias, sectores y regiones en franca expansión. Se trata de aquellas empresas e industrias que han logrado desarrollar productos y servicios innovadores cuya demanda global crece sin cesar. Como ejemplos se pueden mencionar a Apple y a Google, aunque hay muchos más ligados a los grandes avances en la economía digital y en la revolución biotecnológica. Una segunda esfera global de crecimiento, de importancia para México, proviene de la expansión que experimentan las “clases medias” en las grandes y medianas economías emergentes del planeta.

La combinación del crecimiento demográfico de las fuerzas laborales de naciones en rápido proceso de urbanización y el incremento de su poder adquisitivo, resultante de rápidos procesos de industrialización, orientados a la exportación y a la atención a mercados locales de bienes de consumo popular, ha resultado en una demanda incesante de bienes de consumo duradero, como automóviles, electrodomésticos, etcétera, relativamente de bajo costo y adaptados a las peculiaridades climáticas y culturales de cada mercado.  En el sector de servicios estas tendencias se expresan en una creciente demanda de entretenimiento, viajes, nuevas modalidades de educación virtual, telecomunicaciones, etcétera.

Según Goldman Sachs, México se convertirá en la séptima economía más grande del mundo en 2020 y aportará 7.8% del Producto Interno Bruto mundial debido al aumento de la clase media y la rápida disminución de los índices de pobreza. Se espera que para 2050 México tenga un PIB per cápita más alto que todos los países europeos menos de tres de ellos. Esto hace que la nueva riqueza también contribuya a la economía del país mediante la creación de un gran mercado interno de consumo, que a su vez creará más puestos de trabajo. México es parte de los llamados “growth markets”, es decir, los países que más crecerán en la próxima década. El contexto global en que ocurre la reunión de Davos es de indudable relevancia para la reflexión sobre los retos y oportunidades que se presentan para México. La fórmula es: innovaciones globalmente exitosas, audacia y firmeza en la voluntad reformadora.

                Twitter: @alzati_phd

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red