Los kurdos de Irak también planean referéndum

Al observar el panorama de ese país, es fácil corroborar que la violencia, el terrorismo y el caos siguen siendo cotidianos.

COMPARTIR 
Esther Shabot 01/06/2014 00:00
Los kurdos de Irak también planean referéndum

Realizar un referéndum como manera de mostrar la voluntad popular se vuelve un procedimiento cada vez más frecuente, como lo demuestra el reciente caso de Crimea y de las regiones del este de Ucrania, que han recurrido a él para manifestar su postura ante la alternativa de secesión respecto al país al que hasta ahora habían pertenecido. La región autónoma kurda de Irak (Kurdistán iraquí) pretende ahora, de igual manera, celebrar un referéndum a partir del cual sus habitantes puedan expresar si prefieren el modelo de federación, confederación o independencia con relación a Irak. Todos los partidos políticos locales, en reunión con el presidente del Kurdistán iraquí, Massoud Barzani, decidieron hace un par de semanas proceder a la organización de tal consulta popular, para lo cual tendrían que emprender inmediatamente la formación de una comisión electoral kurda capaz de poner en ejecución tal proyecto. Sus promotores confían en que esa comisión pueda integrarse rápidamente, con objeto de celebrar el referéndum en septiembre próximo.

Al observar el panorama actual de Irak, es fácil corroborar que la violencia, el terrorismo y el caos siguen siendo cotidianos, excepto en la zona del Kurdistán iraquí, ubicada al norte del país. De hecho, se trata de un espacio que desde la Primera Guerra del Golfo tuvo en suerte beneficiarse con una protección aérea especial de las fuerzas multinacionales que combatieron a Saddam Hussein en aquella ocasión. De ahí en adelante, comenzó un despegue económico notable que permitió a los kurdos un progreso general que no coincide con las condiciones de vida del resto de la población iraquí. La riqueza petrolera de la zona, aunada a la tranquilidad relativa que ha conseguido, son las bases sobre las que se asienta su proyecto de independencia, en el que también es fundamental la conciencia de sus diferencias étnicas y culturales constitutivas de la identidad kurda.

Los kurdos de Irak son aproximadamente 4.5 millones y su zona de residencia se extiende en 40 mil kilómetros cuadrados. Con capital en Erbil, representan sólo una pequeña parte del pueblo kurdo total, que suma más de 40 millones de personas y se encuentra repartido entre Irán, Turquía y Siria y es poseedor de una accidentada y difícil historia de discriminación, violencia y represión brutal por parte de los diferentes regímenes que lo han dominado desde el fin de la Primera Guerra Mundial. Ciertamente los kurdos de Irak son los que en los tiempos recientes han tenido mayor éxito en cuanto a autonomía, seguridad y crecimiento económico, a partir de su ubicación dentro de la particular historia del Irak post Saddam Hussein.

Uno de los ejemplos recientes de la capacidad de maniobra independiente kurda ha sido la decisión de exportar su petróleo a través del puerto turco de Cey-han, sin la autorización del gobierno central de Bagdad, además de que el Kurdistán iraquí posee representaciones diplomáticas y consulados propios en países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Italia, Alemania y Suecia, entre otros.

¿Significa todo esto que se acerca el nacimiento de un país kurdo totalmente independiente? Lo más probable es que no. Aunque se asume que la respuesta popular en el referéndum sería mayoritariamente a favor de la independencia, el liderazgo político kurdo sabe muy bien que la resistencia del gobierno de Bagdad y de los regímenes vecinos sería mayúscula y las cosas podrían salirse de control. Por ello, Mohamed Haji Mahmoud, secretario del Partido Socialista Democrático del Kurdistán y promotor del referéndum, considera que con el triunfo de la postura independentista en la consulta será posible negociar con Bagdad bajo la advertencia de que “el pueblo quiere independencia pero estamos dispuestos a limitarnos a una confederación que se ponga en práctica inmediatamente”. Su apuesta es sin duda interesante.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red