RIP EZLN

Al “suicidarse Marcos” pone el último clavo en el ataúd del EZLN.

COMPARTIR 
Enrique Villarreal Ramos 30/05/2014 05:01
RIP EZLN

A 30 años de llegar a Chiapas para preparar su movimiento, el subcomandante Marcos “pone fin a su personaje”, y en su último comunicado dijo que “en lugar de construir cuarteles se levantaron escuelas… Si el ser consecuentes es un fracaso, entonces la incongruencia es… la ruta al poder. Pero nosotros no queremos ir para allá… En esos parámetros preferimos fracasar que triunfar… Es nuestra convicción y nuestra práctica que para rebelarse y luchar no son necesarios mesías… El personaje fue creado y ahora sus creadores lo destruimos… Entonces vimos que la botarga, el personaje, el holograma, pues, ya no era necesario… hemos decidido que Marcos deje de existir hoy”.

Ahora resulta que todo fue una invención, pero hace 20 años no parecía ello. El levantamiento zapatista de 1994 le declaró la guerra al gobierno con el objetivo de tomar el poder. El EZLN hizo un llamado al pueblo de México para que apoyara su movimiento, puesto que su caudillo Rafael Guillén (Marcos) pretendió que su rebelión fuera una chispa detonante de la revolución socialista, así como sucedió en Cuba y Nicaragua. Pero su primer fracaso fue que no se incendió el país; ni siquiera pudo mantener los municipios que había tomado.

Al conseguir importantes simpatías, apoyos y resonancia nacional e internacional, el EZLN sobrevivió como una guerrilla político-mediática, lo que le permitió: obtener interlocución y poder negociador ante el gobierno: impunidad, amnistía y autonomía parcial para sus comunidades; influir electoralmente, en sentido antigobiernista, estimulando a los radicales, quienes hicieron de Marcos un “icono de la guerrilla posmoderna, antineoliberal y globalifóbica”. Por un tiempo, Marcos fue protagónico con sus declaraciones y amenazas. Sin embargo, ante su inviabilidad armada e incapacidad política para sumar a sectores fuera de la izquierda, el zapatismo se fue diluyendo, enconchando en sí mismo, desapareciendo de los medios, lo que para ellos significaba su inanición… Su última aparición importante fue en la coyuntura electoral 2005-06, con la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, donde se anunció “la otra campaña”, como una acción alternativa a las campañas realizadas por los partidos, incluidos los de izquierda.

Si bien se le reconoce al EZLN haber situado en el centro de atención la agenda indígena, el saldo final de su lucha es negativo. Cuando en el mundo se produjo un oleaje democratizador resultado del colapso del socialismo, el EZLN intentó una trasnochada revolución socialista. Cuando la política social buscaba superar la pobreza en Chiapas, el levantamiento zapatista impidió su aplicación en los municipios que controlaba, los que ahora son más pobres que hace 20 años, con más inseguridad, deterioro ecológico, etcétera. Cuando la izquierda intentó aglutinarse y empujar de modo institucional la transición democrática, el autoritario Marcos la criticó, la dividió y alentó el radicalismo. El surgimiento de otras guerrillas como el EPR, la CNTE, el de los macheteros de Atenco y la APPO, y más adelante los anarquistas, son resultado directo o indirecto del EZLN. Movimientos violentos que han dañado a la izquierda misma y a todo el país.

Ahora “Marcos se suicida” y renace como “subcomandante Galeano”. Es un “mesías” y puede resucitar cuando él quiera… Es otra de sus maniobras mediáticas, una cortina de humo para ocultar el fracaso del EZLN, que ya sólo es un espectro, cuyas fantasmales y esporádicas apariciones dependen de su creador. Sólo queda darle el pésame a los zapatistas, por seguir a un impostor y participar en una ópera bufa, y no en un “melodrama de la vida real”.

Entretelones

Las burdas maniobras perredistas para postergar la Reforma Energética deberán ser consideradas por la Corte a la hora de valorar la consulta que piden aquéllos.

Comparte esta entrada

Comentarios