Boomerang legislativo

Las tácticas opositoras se les revirtieron y la reforma político-electoral también se fue a extraordinario.

COMPARTIR 
Enrique Villarreal Ramos 02/05/2014 01:34
Boomerang legislativo

Al justificar por qué el PRI se levantó el sábado pasado de la mesa de reforma política-electoral, el senador Emilio Gamboa informó que se dejaron las negociaciones debido a que el PAN quiso desconocer el documento trabajado hasta entonces, pero aclaró: “Estamos en la mejor voluntad de discutir los 12 temas que inquietan al PAN y los seis del PRD…. buscaremos los consensos, haremos un gran esfuerzo para ello”.

Ante ello, el senador panista Juan Carlos Romero Hicks criticó que el “PRI sólo quiere estos temas (como el de las candidaturas independientes, el voto de mexicanos en el exterior, entre otros) de manera acotada. Ni siquiera tenemos diálogo, discutimos la manera de proceder y de repente se levantan de la mesa. Es inaudito el hecho de que interrumpieran el trabajo”.

Y ante lo cual, el senador perredista Miguel Barbosa aseguró que “el PRI permite al PAN ciertos condicionamientos debido a que necesita sus votos para aprobar las leyes secundarias en materia energética… Si no tenemos leyes secundarias en materia electoral para el 30 de abril se ponen en riesgo las elecciones de 2015”.

Naturalmente los opositores tratan de culpar al gobierno federal y al PRI de este retraso, pero se olvida que: 1) el presidente Peña Nieto no presentó su propuesta de Reforma Política a fin de que los partidos construyeran una iniciativa de consenso; 2) la voluntad gubernamental para llegar a acuerdos ha sido explotada por los opositores para hacer del chantaje y de las dilaciones sus métodos favoritos para la negociación, sino es que hasta la imposición de sus exigencias; 3) el abuso de dichas tácticas ha provocado la postergación de reformas legales fundamentales para la vida del país como la energética y la de telecomunicaciones; 4) el proceso interno panista contaminó los trabajos legislativos, particularmente en el Senado, situación que fue aprovechada por los perredistas para dividir y boicotear las reformas; 5) por apurar la reforma político-electoral, prioridad opositora, se tomaron decisiones apresuradas como la creación del INE, con todo lo que ello implica en términos de transformaciones al marco jurídico-institucional… olvidando que con ello se comprometía, lo que ahora sí les preocupa, la legalidad y la legitimidad de los comicios del próximo año.

La magnitud de la tarea legislativa obligaba a trabajar en paralelo y sin condicionamientos. Pero como los opositores estaban más dedicados al chantaje y a la dilación, a la confusión y a la desinformación, al electorerismo interno o externo, al torpedear una reforma, se boicoteaba la otra. Así, el chantaje panista de lo energético a cambio de lo político afectó a las telecomunicaciones, ya que también se condicionó su aprobación a que se votara primero la Reforma Política… Ante la precariedad de los tiempos legislativos, las maniobras opositoras funcionaron y lograron que se postergara lo energético y lo de telecomunicaciones, especialmente para beneplácito del PRD.

Sin embargo, el tiempo también les cobró la factura a los chantajistas y boicoteadores, convirtiéndose en un boomerang legislativo: al final imperaron los desacuerdos en el Senado, y ya no pudieron aprobar la urgente legislación en materia de partidos políticos y de instituciones y procedimientos electorales. No obstante que dichas leyes eran lo que más les interesaba a los opositores, finalmente tuvieron que enviarla a extraordinario. Todo mundo salió perdiendo, excepto quienes le apuestan al desbarranco del país.

Entretelones

Morena nace bajo el estigma de la corrupción: sólo reportó al INE 7.9 de los 21.9 millones que ha gastado.

Comparte esta entrada

Comentarios