Mayores ingresos, mayor educación

COMPARTIR 
Enrique Del Val Blanco 29/03/2014 01:38
Mayores ingresos, mayor educación

Se acaba de publicar en español el undécimo Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo (EPT), que actualiza la información sobre los avances logrados por los países en la consecución de los objetivos de educación acordados en 2000 en Dakar, Senegal, y presenta argumentos del porqué la educación debe ocupar un lugar central en la agenda mundial para el desarrollo después de 2015.

En su prólogo, la señora Irina Bokova, directora general de la Unesco, menciona que desgraciadamente el documento da cuenta de que, faltando menos de dos años para  2015, en muchos países no se alcanzarán las metas comprometidas.

Dice la directora que todavía hay 57 millones de niños que no están aprendiendo, por la sencilla razón de que no asisten a la escuela, y que un tercio de los niños en edad de cursar la enseñanza primaria no está aprendiendo las nociones básicas, hayan asistido o no a la escuela.

Insiste en la necesidad de mejorar la calidad del aprendizaje apoyando a los docentes, y menciona que en muchos países persiste una cifra alarmante de analfabetas. Señala que la mejora de la educación pasa por la financiación y, según los cálculos del organismo, el déficit en educación básica alcanza la cifra de 26 mil millones de dólares al año. Aunado a ello, el monto de los recursos que países donantes otorgan a los países pobres se está reduciendo.

El informe habla de los seis objetivos fundamentales y hace un análisis de los países más pobres del mundo, de los cuales hay cerca de 60 repartidos en África y algunos del Caribe y Centroamérica. Con respecto al primer objetivo, que se refiere a la atención a la educación de la primera infancia, indica que los mil primeros días de vida de un niño son decisivos para su bienestar futuro, cuando las madres deben tener una atención de salud apropiada, subrayando que la clave es una buena alimentación. Comparte el dato de que 6.6 millones de niños murieron en 2012 antes de cumplir los cinco años de vida y aunque ha habido progresos, éstos son lentos.

Otro objetivo que establece la necesidad de que el primer ciclo de enseñanza secundaria sea en donde se adquieran competencias básicas, transferibles, técnicas y profesionales, tampoco se va alcanzar, ya que en muchos países no se establecieron metas claras.

Por cierto, un objetivo en el cual nuestro país está poniendo mucho esfuerzo es en referente a la alfabetización. Según el informe, en el mundo existen 774 millones de adultos analfabetos y, paradójicamente, entre 1990 y 2000 hubo una disminución de 12%, pero de 2000 a 2012 tan sólo se redujo el uno por ciento. Al paso que se lleva habrá 743 millones de analfabetas en 2015, de los cuales casi las dos terceras partes serán mujeres.

Un tema importante en el informe, el cual está reforzado por otro documento de la Unesco, es el referente a la necesidad de que se destinen más ingresos a la educación, señalando que si los gobiernos de los 67 países más pobres aumentaran de forma modesta su esfuerzo tributario y a la vez destinaran a la educación una quinta parte de su presupuesto, dispondrían de 153 mil millones de dólares más en 2015, con lo cual el porcentaje promedio de dichos países pasaría de tres a seis por ciento del PIB.

Adicionalmente, el Informe EPT muestra que si tuvieran que pagar impuestos todos aquellos que tiene dinero oculto en los paraísos fiscales y 20% de estos recursos se destinaran a la educación, se podrían recibir más de 50 mil millones de dólares adicionales.

Por último, propone que para las metas internacionales en materia de educación después de 2015, se plantee que los gobiernos destinen al menos seis por ciento de su PIB y 20% de su presupuesto a la educación.

Los anteriores son propósitos asequibles y todos debemos apoyar las propuestas de la Unesco, para que las carencias que existen todavía en muchos países en materia educativa se puedan resolver en años y no en siglos.

Comparte esta entrada

Comentarios