Eruviel, el apoyo buscado…

COMPARTIR 
Enrique Aranda 03/08/2014 00:52
Eruviel, el apoyo buscado…

Si bien se cuidó de esclarecer su pleno acuerdo y apego “al Estado laico que establece la Constitución”, el gobernador Eruviel Ávila Villegas ofreció la pasada semana, el miércoles 30 para ser exactos, un acabado ejemplo del pragmatismo priista, cuando de consolidar alianzas necesarias para la consolidación, reposicionamiento y/o avance de un gobierno se trata.

En la sede misma del gobierno estatal, en Casa Estado de México, efectivamente, el mandatario hizo público lo que, siempre, los hombres del poder, los del Revolucionario Institucional, habían realizado en privado: un encuentro con la jerarquía católica local —el arzobispo Carlos Aguiar Retes y los titulares de las 12 diócesis existentes en el estado— en busca de reconocimiento a su cuestionada labor al frente del Ejecutivo estatal, y para la coordinación de esfuerzos en la promoción y concreción de diversos programas sociales de corte federal y/o estatal.

Fue, hasta donde se informó de manera oficial, un encuentro “cordial y respetuoso” en el que, Ávila recibió muestras de reconocimiento por parte de sus interlocutores a quienes, por otra parte, ofreció impulsar un programa especial de regularización de la tendencia de la tierra de predios sobre los cuales se encuentran edificados templos y otras instalaciones de la Iglesia católica mexiquense y que, por diversas razones, se encuentran en situación de irregularidad.

Más de una ocasión en el pasado reciente, de manera habitual, políticos del más alto nivel han mantenido encuentros con la jerarquía católica, representante de más de 85% de la población nacional. Nunca nadie, salvo los liberales más trasnochados, se han escandalizado por ello aunque, en este caso, lo que llamó la atención fue la oficialización del encuentro por parte del gobierno del Edomex que, incluso, llamó a los medios de comunicación para dar cuenta del mismo, “muy probablemente, diría alguno, porque lo que se quería era eso: ¡que se supiera!”.

Hace apenas unas semanas, incluso, previo a la clausura de su pasada Asamblea de medio año y del encuentro que días después sostendría en el Vaticano con el papa Francisco, el presidente Peña Nieto sostuvo un encuentro con la totalidad de cardenales, arzobispos y obispos del país, en la sede del Episcopado, en la que éstos le plantearon diversos cuestionamientos sobre los beneficios esperados de las reformas (estructurales, entonces en proceso)… los que recibieron debida respuesta pública por parte del gobierno.

Normalidad política entonces, sí… pero al margen de intereses de coyuntura, ¿o no?..

Asteriscos

* ¡Vaya alarde de poder económico!, el del asambleísta Santiago Taboada que, en medio de la más grave crisis de credibilidad de Acción Nacional en general, y de su grupo político —el del cacique delegado en Benito Juárez Jorge Romero— en particular, se autopromueve en cines, calles y avenidas de la demarcación cuya jefatura, dicen las malas lenguas, prevé disputar al también Romero Christian von Roehrich en 2015… ¡representando ahora al bloque opositor-aliado de Federico Döring!

Veámonos aquí mañana, con otro asunto De naturaleza política.

 

Comparte esta entrada

Comentarios