Desarme y ‘La Tuta’, pendientes…

COMPARTIR 
Enrique Aranda 11/05/2014 01:57
Desarme y ‘La Tuta’, pendientes…

Al margen los incuestionables avances conseguidos en el proceso de pacificación de la Tierra Caliente michoacana, la mutación de antiguos autodefensas en formales miembros de la naciente Fuerza Rural Estatal incluida, el desarme efectivo de quienes aún hoy conservan en su poder armamento de uso reservado al Ejército constituye, junto con la aprehensión de Servando La Tuta Gómez Martínez, la más importante deuda a saldar por parte del comisionado Alfredo Castillo Cervantes.

En los próximos días y meses, efectivamente, el implícito riesgo que para el mantenimiento de la paz en la otrora convulsionada región representan miles de hombres y mujeres que, en su personal domicilio o en algún otro lugar reservado, guardan armas prohibidas, de alto poder e insistamos, de uso reservado a la milicia irá, en el mejor de los casos, acrecentándose… al mismo ritmo que la tentación de algunos de hacer uso de las mismas en la búsqueda de mezquinos intereses personales.

Es cierto que, hasta el viernes, integrantes de los distintos grupos de autodefensa habían atendido el llamado del gobierno para registrar algo más de seis mil armas de su propiedad o en su poder de las que, a decir del propio titular de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, ¡cerca de cinco mil resultaron ser armamento de uso reservado al Ejército! lo que, sin embargo —y al menos en mi personal opinión, de manera inexplicable—  no impidió que tras cumplir el trámite mencionado, las mismas fueran devueltas a sus portadores que, a cambio de conservarlas, asumieron el compromiso de no exhibirlas y, menos, utilizarlas. ¿Así de fácil?

Preocupante, difícil de explicar en sí mismo, el asunto asume dimensiones de escándalo cuando, hasta donde se conoce al menos, nadie aún hoy parece saber de dónde es que provienen las armas prohibidas que aún hoy mantienen en su poder hombres humildes, de campo y no precisamente adinerados, y quién o cómo es que las mismas fueron adquiridas o, por ejemplo, qué garantiza que en el cortísimo plazo, las mismas no sean utilizadas para fines menos nobles que la defensa de sus respectivas propiedades, seres queridos y/o comunidades…

Es cierto entonces que hay avances, que el retorno de la paz a una veintena de comunidades michoacanas es un logro incuestionable y que el trabajo conjunto entre gobierno y una parte de las autodefensas, arroja resultados. También, que el tramo por avanzar es largo, que es mucho aún el trabajo por realizar; tanto, digamos, que no hay lugar para ruidosos festejos…

Asteriscos

* Concluyó la semana y, como adelantamos, los legisladores y dirigentes partidistas o gubernamentales, encargados de construir los consensos necesarios para avanzar en la elaboración de las leyes (nuevas) y/o propuestas de cambio a ordenamientos vigentes que permitirán la plena aplicación de la reforma constitución en materia político-electoral, decidieron ir a casa y ahí, en medio de los festejos por el Día de Madre, pensar en la mejor manera de conseguir algo…

Veámonos aquí mañana, con otro asunto De naturaleza política.

 

 

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red