Lo dicho: ¡…al vapor!

COMPARTIR 
Enrique Aranda 13/04/2014 03:10
Lo dicho:  ¡…al vapor!

Respetuosos, a su decir, de las prácticas y tradiciones (religiosas) más entrañables para la población, los liberales legisladores mexicanos —“sólo algunos… y en el discurso, claro”— igual los del PRI, que los del PAN o el PRD, iniciaron vacaciones de Semana Santa… dejando para un mejor momento la elaboración y el debate, así como la eventual aprobación de ordenamientos sin los cuales las reformas constitucionales aprobadas en diciembre no son sino letra muerta.

Ello, obvio, en el supuesto de que, conforme a otra de sus más entrañables prácticas —ésta sí, sólo de ellos— senadores y diputados federales no opten por procesar algo más de medio centenar de reformas a una veintena de ordenamientos en vigor, y aprobar una decena de nuevas leyes, literalmente al vapor… en lo que resta del actual periodo ordinario —antes que concluya  abril, pues— o, peor, en un extraordinario a realizarse en la segunda quincena de mayo y al que, los más, asistirán sólo a levantar la mano, sin saber siquiera (los detalles, al menos de) lo que estarán aprobando.

Nada distinto a lo descrito línea arriba es lo que dejaron prefigurado, apenas el jueves, los legisladores cuando, sin más, ignoraron igual el retiro de los blanquiazules de las mesas de trabajo constituidas junto con priistas y representantes de la administración federal, que la rabieta de quienes, los perredistas, encontraron en la ilógica propuesta de elevar a 140 años inconmutables de cárcel a secuestradores, el mejor pretexto para, el viernes, romper el quórum para dejar en suspenso el trabajo legislativo…

El asunto, vale decir, no es en forma alguna trivial. Menos, cuando de sobra se sabe y tiene cabal conciencia de que no sólo la reforma estructural en materia de telecomunicaciones, sino también la de orden político-electoral o, particularmente, la referida al rubro energético condicionarán de manera importante el delineamiento de lo que no pocos han definido como “el nuevo rostro de México, de un país más competitivo y moderno”, capaz de enfrentar y superar en el corto y mediano plazo sus más complejos problemas.

En los próximos días, entonces, cuando los representantes de los distintos grupos parlamentarios y del gobierno vuelvan a encontrarse para delinear la nueva agenda de trabajo a cumplir antes de que concluya abril, o la de orden extraordinario, deberán tener a la vista que el país todo —gobierno y sociedad— no merecen vuelva a repetirse la historia de que la letra chiquita… la de la legislación secundaria en este caso, inhiba o impida la plena realización de los cambios estructurales planteados. 

Asteriscos

* No deberá pasar mucho tiempo ya, antes de que el gobierno federal tome en sus manos, de manera abierta o disimulada, como se quiera, el control de los aspectos relativos a la seguridad igual en Tamaulipas de Egidio Torre que en Guerrero de Ángel Aguirre o, por ejemplo, en Oaxaca de Gabino Cué o Morelos de Graco Ramírez. Al tiempo…

Veámonos aquí el domingo, con otro asunto De naturaleza política.

 

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red