Pepe sí… ¿o no?

COMPARTIR 
Enrique Aranda 05/02/2014 01:11
Pepe sí… ¿o no?

Cinco meses atrás, en el marco de la plenaria que antecedió al inicio del segundo período ordinario de sesiones del Congreso de 2013, los diputados de Acción Nacional, inducidos por su festivo coordinador, el guanajuatense  Luis Alberto Villarreal, convinieron dividir en dos el periodo que para encabezar la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados estaba por iniciarse. La idea fue que Ricardo Anaya, primero, y José González Morfín, después, —un maderista y un calderonista— pudieran ocupar la posición…

Hoy, no son pocos los legisladores azules que apuestan a que el acuerdo asumido el pasado 31 de agosto, “simple y sencillamente será ignorado”, no se cumplirá… , incluso, aseguran existen evidencias ya de que “se están haciendo cosas para darle la vuelta”. Más, ampliaría alguno, cuando al igual que otras muchas cosas que ocurren al interior de la fracción —el asunto de los moches, por ejemplo—,  el acuerdo es objeto ahora de un intencionado silenciamiento…por parte de Villarreal y sus (impresentables) afines, maderistas todos: Jorge Villalobos, Fernando Larry Larrazábal, José Isabel Chabelo Trejo, Rodolfo Dorador y, obvio, el propio Cerillo Anaya.

Es cierto, y así hay que decirlo, que el periodo pactado para que este último, Anaya, ocupe la presidencia rotatoria de la cámara no concluye aún, que ello ocurrirá hasta finales de febrero…pese a ello, sin embargo, la previsión de que Pepe González no ocupe la posición, genera ya toda suerte de especulaciones al interior del grupo donde igual se sostiene que “ingenuo sería pensar que, en medio del proceso de elección de un nuevo dirigente, van a dejar la posición…”, que se festeja el surgimiento de una corriente “decidida a dar la pelea…” para esclarecer los actos de corrupción en que, otros panistas, implicaron a miembros de la misma, y a hacer valer lo acordado en la plenaria referida.

La inesperada remoción de la regiomontana Verónica Sada, afín al expresidente Calderón, de la Comisión de Energía, es, se afirmaba ayer mismo, una primera manifestación de la guerra que viene…

Ahí pues, otra más, de las múltiples y sin duda fundamentadas manifestaciones de división y ruptura surgidas al interior del blanquiazul donde, no sobra insistir, lo que estará en juego en la elección de una nueva dirigencia no será sólo el control de la organización y el mantenimiento u ocupación de la principal oficina del búnker azul de Coyoacán sino, fundamentalmente, un concepto de partido…¡que hoy, además, muy pocos atinan a describir con precisión!

Asteriscos

* Inoportuna, a decir de muchos, la reaparición del emblemático líder de las autodefensas michoacanas, José Manuel Mireles, en las páginas del rotativo español El País para, entre otras cosas, reiterar que en los grupos que él mismo ayudó a crear “nadie se va a desarmar” e, igual, que mantiene contacto, y telefónicamente asesora, a formaciones de “Zacatecas, Oaxaca y Veracruz. Tengo comunicación con gente de Guerrero, ahí está difícil la cosa, también de Jalisco”.

Veámonos el viernes, con otro asunto De naturaleza política.

Comparte esta entrada

Comentarios