Mejor ni lavarla…

Los consejeros panistas trocaron la propuesta de Canales Clariond de constituir una comisión investigadora de los ilícitos denunciados por alcaldes.

COMPARTIR 
Enrique Aranda 19/01/2014 01:30
Mejor ni lavarla…

Finalmente, como era predecible que ocurriera, el panismo decidió lavar la ropa sucia en casa… o mejor, ¡no lavarla!.. y cerrar los ojos y los oídos, a las reiteradas, y al parecer fundamentadas denuncias contra diputados acusados de exigir el tradicional moche de 10% y ¡hasta 35%! —“ni los priistas en sus mejores tiempos”, diría alguien— a cambio de etiquetar, a favor de municipios y/o estados específicos, recursos presupuestales a su disposición.

Ayer, efectivamente, luego de dar curso a una decena de asuntos de orden reglamentario y de avalar, prácticamente sin oposición, la propuesta de la comisión organizadora de la próxima elección de su dirigencia, los consejeros panistas (que aún permanecían en el lugar) trocaron la propuesta del neoleonés Fernando Canales Clariond de constituir una comisión investigadora de los ilícitos denunciados por alcaldes del propio partido, por un grupo de trabajo “que genere propuestas para atender el tema de la transparencia de manera estructural…” —lo que eso signifique— como, de último momento, sugirió Gustavo Madero, el empoderado administrador partidista de turno.

Antes, es cierto, tres de los consejeros presentes —Juan José Rodríguez Prats, Rosario Castro y Arturo García Portillo— subieron a la tribuna  para apoyar la propuesta del ex gobernador regio alegando la necesidad de volver a la ética y la moral (política) como vía para recuperar valores y principios perdidos e igualmente, tres más —Juan Molinar Horcasitas,Humberto Aguilar (empleado ahora, por cierto, del coordinador de la bancada en San Lázaro) y, claro, Adriana González— en contra de la propuesta, alegando la improcedencia de ventilar en público los problemas del partido y/o de sus dirigentes o militantes.

En nada pues, al final quedaron las imputaciones e intercambio de señalamientos entre corderistas y maderistas por la supuesta o real corrupción de uno o varios de los legisladores que, en San Lázaro, coordinan Luis Alberto Villarreal y Jorge Villalobos, su segundo a bordo e, igualmente, los reclamos de quienes, como Juan de Dios Castro, desde antes incluso de iniciar la reunión, censuraron la inacción de Madero en la atención de un asunto que, dijo, pone en entredicho la moralidad de Acción Nacional en pleno.

Carpetazo pues, para dar paso a un proceso electoral en que, salvo algún ingenuo ¡o una verdadera hecatombe!, que lo impida. Todo parece estar alineado para que Madero se perpetúe en la posición hasta mayo próximo primero —para cumplir compromisos legislativos asumidos con el régimen, aventuraría alguno— y, luego, hasta julio de 2015 cuando, finalmente, deberá irse…

Asteriscos

* Cinco días apenas, después de iniciada la intervención directa del gobierno federal para garantizar mínimos de seguridad a la población de la región de Tierra Caliente, Michoacán, el gobernador Fausto Vallejo pasó a ser, en los hechos, un simple compañero de viaje… de quienes, en verdad, toman ahí las decisiones.

Veámonos aquí mañana, con otro asunto De naturaleza política.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red