2014: año de la eficacia

El jefe del Ejecutivo habla ahora de que el próximo será, ahora sí, el año de la eficacia o, si se desea, de los resultados concretos...

COMPARTIR 
Enrique Aranda 04/12/2013 01:53
2014:  año de la eficacia

Nadie definió mejor su primer año de gestión como titular del Ejecutivo federal que él mismo, ni esbozó con mayor claridad lo que prevé sea el segundo cuando, el domingo, dejó en claro que los 12 meses por venir serían los de la eficacia (en la aplicación de las reformas)… evidenciando con ello que los anteriores no lo habrían sido, no al menos en los términos y proporción deseados.

Ante jóvenes deportistas merecedores del reconocimiento nacional, ese día, Enrique Peña Nieto no sólo externó el realista balance que hace de su primer periodo anual en la residencia oficial de Los Pinos sino, también, explicó la razón de ello: la negociación y aprobación de reformas estructurales necesarias para implementar el programa de gobierno presentado cuando recibió la banda presidencial.

Y es cierto. Poco o nada podría haber aspirado a realizar el actual gobierno, sin procesar exitosamente cambios tan importantes como el de orden educativo, el aprobado en el rubro de las telecomunicaciones o, al margen de lo debatible del mismo, el de orden hacendario-fiscal. Poco o nada podrá hacer, igualmente, si no consigue acomodar las cosas para que, antes que concluya el año, se apruebe la estratégica reforma energética que, aquí lo hemos dicho, todos identifican como la madre de todas las reformas.

Por ello es que el jefe del Ejecutivo habla ahora de que el próximo será, ahora sí, el año de la eficacia o, si se desea, de los resultados concretos que, según sus propias palabras, habrán de alcanzarse con la implementación plena de reformas cuya negociación y aprobación, por parte del Legislativo, consumieron los 12 primeros meses de su gestión y de las que, ciertamente, depende buena parte del éxito de la misma.

Por ello también es factible asegurar que, tras el (eventual) aval del Congreso a la reforma de orden energético, que deberá darse sin el concurso de la izquierda que hasta hoy, como la derecha partidista, han aprobado todas las iniciativas planteadas, el hasta hoy estratégico, indispensable Pacto por México podrá, sin mayor daño (para el gobierno), ahora sí que pasar a mejor vida…

Asteriscos

*Convocados por el recuerdo de Carlos Abascal Carranza, en el quinto aniversario de su fallecimiento, dirigentes políticos, eclesiásticos, empresariales y sociales, en general, se congregaron ayer para recordar al ex titular del Trabajo y de Gobernación que, hoy, propios y extraños siguen citando como ejemplo de congruencia y compromiso con México, en el cumplimiento de la tarea pública. Ahí, entre otros, el titular de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade; el nuncio apostólico Christophe Pierre, y el secretario del Episcopado, Eugenio Lira; el mandamás en Coparmex, Juan Pablo Castañón, y el ombudsman nacional, Raúl Plascencia, así como sus colaboradores más cercanos, amigos y familiares encabezados por Rodrigo Abascal Olascoaga, presidente de la Fundación que lleva su nombre. 

Veámonos el viernes, con otro asunto De naturaleza política.

Comparte esta entrada

Comentarios