ATENCIÓN MÉDICA

COMPARTIR 
El Santo 09/05/2014 00:11
ATENCIÓN MÉDICA

>Los diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal se han distinguido por su opacidad en el ejercicio de recursos públicos, pero también por la falta de transparencia en el reclutamiento del personal que labora en ese órgano legislativo, que, por cierto, en muchos casos carece de servicio civil de carrera.

Ayer comentamos cómo la diputada Claudia Cortés, presidenta de la Comisión de Movilidad en la ALDF, tiene como secretario técnico a Marco Guijosa, cuyo único mérito es ser hermano del padrino político de la legisladora, el exjefe delegacional en la Magdalena Contreras, Héctor Guijosa.

Pues este no es el único caso. Resulta que justo cuando se da a conocer que el desempleo en México va al alza, la mejor manera de conseguir chamba sería ser pariente de un perredista, y en particular de Guijosa, porque resulta que su hermana, Arminda Guijosa, además de ser la diputada suplente de Claudia Cortés, también aparece en la nómina de la ALDF como subdirectora de Servicios Médicos de los legisladores, percibiendo un sueldo aproximado de 45 mil pesos, y de eso hay constancia.

En su currículo se identifica como, de profesión, odontóloga, y en los hechos ella es la encargada de brindar apoyos médicos al personal que labora en la ALDF y a los diputados en una emergencia, así que ya saben los legisladores cuando tengan dolor de cabeza o de panza y que sean atendidos por una dentista.

VENTANILLA ÚNICA

>Aunque todos los jefes delegacionales lo acordaron, hay funcionarios menores en diversas demarcaciones, que se resisten a que entre en vigor la ventanilla única para realizar trámites para el sector de la construcción, que recientemente anunció el jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera.

El pasado 28 de abril, en un denominado trabajo coordinado, conjunto, y de común acuerdo con las 16 jefaturas delegacionales, el mandatario local, Miguel Ángel Mancera, anunció la creación de la ventanilla única para realizar trámites para el sector de la construcción, y con ello combatir la insufrible tramitología y luchar contra la corrupción.

Argumentan que con esta ventanilla la capacidad para “negociar” de estos gestores se vería limitada y eso impactaría negativamente en su operación político-electoral para el proceso de 2015. Eso los trae en jaque porque, en palabras llanas, les están cerrando la llave a esos operadores que, a través de sus gestiones, recaban dinero para la creación de las llamadas “cajas chicas” para las campañas.

Nos dicen desde el GDF que es precisamente la validación de diversos trámites en las delegaciones lo que resta eficiencia, honestidad y transparencia a este dinámico sector, que representa 30% del Producto Interno Bruto o riqueza que capta la ciudad.

Ya veremos si los jefes delegacionales meten en cintura a sus colaboradores y hacen honor a su palabra, respaldando con todo esta ventanilla que busca erradicar la corrupción en que se había convertido la solicitud de licencias de construcción, el cambio de uso de suelo y otros trámites relacionados con la jugosa recaudación de dinero.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red