INVESTIGACIÓN AL IEDF

COMPARTIR 
El Santo 03/04/2014 00:45
INVESTIGACIÓN AL IEDF

>La investigación que ha solicitado la dirigencia nacional del PRI sobre la presidencia del PRI-DF, luego de presuntos actos de prostitución, podría salpicar hasta al instituto electoral capitalino. En la investigación que se presentó se señala a Claudia Priscila Martínez González, coordinadora y responsable de elección de hostesses, quien recibiría un sueldo de 11 mil 282 pesos, con el puesto de auxiliar administrativo en el PRI-DF. Además, Martínez González está registrada en la nómina del IEDF, ya que en el listado de contraprestaciones mensuales a prestadores de partidos políticos aparece con el puesto de Auxiliar Operativo B, para prestar apoyos a actividades de la representación (del PRI) ante el Consejo General (del IEDF), y su sueldo está fijado en cuatro mil 637.05 pesos.

Y ayer, mientras en el IEDF estaban preocupados por el tema de la presunta prostitución en el PRI capitalino, la consejera presidenta, Diana Talavera, andaba en la Cámara de Diputados cabildeando un lugar en el INE. 

De nueva cuenta, Talavera abandonó sus tareas institucionales y prefirió llevar a cabo acciones de una asociación civil, como lo es la de presidentes de institutos electorales estatales, que atender esta situación. De antemano, se sabe que Talavera guardará silencio en este tema, ya que no le conviene polemizar, pues se halla en juego su aspiración, además de que IDN está en deuda con el PRI-DF por no cumplir con acuerdos.

DEMANDA MÉDICA

>Además de la crisis de seguridad que se vive en algunos municipios conurbados, los policías se quejan de la falta de atención médica adecuada. Así nos lo hace notar Pedro Sabino, un agente pensionado de 62 años quien perteneció al Cuerpo de Guardias de Seguridad Industrial, Bancaria y Comercial del Valle Cuautitlán-Texcoco. Él señala que para recibir atención se le canaliza a la clínica La Loma. Ahí sólo atienden médicos generales y no hay especialistas en padecimientos específicos.

El 13 de mayo de 2013, Sabino tuvo pérdida súbita de visión y en la clínica La Loma no había oftalmólogo.

“Me enviaron al Hospital Nuestra Señora de la Luz y me dieron cita una semana después. Después, en La Loma no había las gotas (Humylub). Tardaron tres días en llegar”.

Para el 28 de febrero de este año, nuevamente en la clínica La Loma, no había ni aspirinas ni medicamentos para atender su hipertensión.

Él asegura que la corporación es solvente financieramente, por eso todo paciente que necesite atención especializada o cualquier medicina debe recibirlas inmediatamente y no peregrinar de un lado a otro.

Intentó hacer llegar su queja al jefe de los Cusaem, Gerardo Castillo Bautista, pero nunca estuvo para él, y en la oficialía de partes de la dependencia  (28-mar-14, 9:45 horas) Ismael Palacios Castillo, responsable se negó a recibir su documento, así como la secretaria particular del funcionario, Rosa María Enríquez.

Comparte esta entrada

Comentarios