CRUZADA CONTRA EL HAMBRE

COMPARTIR 
El Santo 28/05/2013 00:30
CRUZADA CONTRA EL HAMBRE

Mientras la polémica crece entre los jefes delegacionales rebeldes Nora Arias, de GAM; Jesús Valencia, de Iztapalapa; Maricela Contreras, de Tlalpan, y Leonel Luna, de Álvaro Obregón, por disputar a Rosario Robles los recursos de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, lo cierto es que al menos para este año no habrá la aplicación de tal programa en el DF.

Y no es por falta de voluntad, nos dicen, que el retraso está motivado porque no hay definición, desde la Secretaría de Desarrollo Social, sobre las colonias en las que podría aplicarse el programa federal.

Todavía no está delineado el mapa nacional de los municipios en los que debe llegar con precisión este programa, mucho menos se saben los destinos para la Ciudad de México. También, existe una mala interpretación de los jefes delegacionales al pensar que la cruzada es contra la pobreza y no contra el hambre, por lo que desde un principio pelean y piden definición para poder controlar los recursos económicos ellos mismos.

No falta el mal pensado que nos dice que la intención de pelear por los recursos es por obtener una tajada, como suele ocurrir en algunos casos en que se aplican programas sociales. El pasado 3 de mayo, el PRD presentó una queja ante derechos humanos en la que acusaban que la cruzada era usada para crear un padrón de beneficiarios a quienes se les asignaba un folio y se les colocaba un sello en el antebrazo “como si fueran ganado”, y que era aplicada como condición para acceder a las ayudas.

LUCHA FEMENINA

En el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres es de llamar la atención que en la Ciudad de México las principales enfermedades que aquejan a las mujeres son: cáncer de mama, cáncer cervicouterino y de ovario, diabetes, obesidad y sobrepeso e hipertensión. La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2011 revela que la mitad de las mujeres que son madres en el DF participan en el mercado laboral y la mayoría combinan sus actividades económicas con las labores domésticas.

Para contribuir al ejercicio del derecho a la salud de las mujeres se han impulsado diversas acciones interinstitucionales como la aplicación del programa de Atención Integral de Cáncer de Mama, a fin de crear y fortalecer una cultura del autocuidado y detección oportuna. Alcanzar el ejercicio pleno del derecho a la salud para las y los habitantes de la ciudad, particularmente para niñas y mujeres, es uno de los objetivos de la política social del GDF. Sin duda, este compromiso debe ser diario para fortalecer las políticas públicas en materia de salud con visión de género, que permitan la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red