La tragedia de los menores

COMPARTIR 
Ciro Di Costanzo 28/06/2014 00:38
La tragedia de los menores

¿En dónde está Alvarito? ¿En la escuela? —No, ya no está aquí— ¿En dónde está? 
—Del otro lado.... se fue a trabajar—. ¿Del otro lado? ¿A trabajar a Estados Unidos? ¡Pero sí es un niño! ¿Qué edad tiene ya? —Tiene 12 años—. ¿Cómo? ..
—Es que allá le va a ir mejor—. Nos dijeron que una vez que llegan a EU, los regularizan. Como son niños...

Una de las maneras en las que arranca la tragedia de los menores migrantes.

Aperitivo: la crisis humana

Así es. Son niños y ya migran como indocumentados a Estados Unidos en busca de una mejor vida.

Alvarito no es un caso aislado, es apenas uno de la escandalosa oleada de menores que están moviéndose hasta EU, desde México o Centroamérica.

Solamente en lo que va del año, 46 mil 188 menores de edad han llegado a la Unión Americana sin sus padres, ni compañía adulta, según datos del gobierno estadunidense.

Y ésta es sólo la cifra de los que han sido detenidos por la Border Patrol o Patrulla Fronteriza.

Esto constituye una auténtica crisis humanitaria. Además de la problemática y riesgos propios del migrante, se suma su triple condición de vulnerabilidad: menores, sin padres, sin educación y sin recursos. Empujados por la miseria o la violencia, salen a buscar, ya no digan su propio sueño americano. Salen en búsqueda de la sobrevivencia. ¿Qué hacen? ¿Se escapan de su casa?  En muchos de los casos, los polleros hacen creer a los padres que con el pago de  cuatro o cinco mil dólares pueden llevarlos a EU a que tengan una mejor vida. Incluso los tratantes de personas reparten folletos en donde los engañan creyendo que en nuestro vecino país los van a regularizar por el hecho de ser menores. Craso error.

Nada es más alejado de la realidad. Lo que más bien sucede es que dejan a chicos y chicas a merced no sólo de los polleros, sino de tratantes de personas, secuestradores, crimen organizado, bandidos, salteadores, agentes corruptos de policía o de inmigración. Algunos, de hecho,  ya no acaban la aventura.

Si alcanzan a llegar a Estados Unidos, se dan cuenta que no consiguen trabajo, dado a que en ese país está prohibido tajantemente el trabajo de menores, por lo que escapan de la miseria, sólo para reencontrarla al otro lado, sin redes de protección y en condiciones de vulnerabilidad mayúscula.

En el caso de que los detengan por la patrulla fronteriza, son enviados a la Oficina de Refugiados de  Estados Unidos y éstos, a su vez, los van a repatriar. Normalmente en México los entregan al Instituto Nacional de Migración. Una vez ahí son reconducidos a los refugios temporales del DIF o bien, a la red de albergues para menores migrantes, a donde normalmente llegan vejados, humillados, maltratados y en la peor de las miserias, alejados de su familia.

La tragedia de los menores.

Piatto forte: radiografía del fenómeno

El fenómeno de los niños migrantes que viajan solos a Estados Unidos no es nuevo. La reciente atención al fenómeno se debe a que se recrudeció en los últimos años de forma escandalosa, y las autoridades estadunidenses se han visto rebasadas, afectando ello no sólo a nuestro vecino país o a América Central, sino también a México.

Según el propio gobierno de EU, de los 46 mil 188 menores de edad que han sido detenidos en territorio estadunidense sólo en lo que va del año, más de 11 mil 500 son mexicanos (25%). El resto son centroamericanos, principalmente de Honduras(28%) seguidos de guatemaltecos (24%) y salvadoreños (21%). Si siguen las tendencias como van, según la Casa Blanca, podríamos cerrar el año con 95 mil menores moviéndose a EU.  Entre 2013 y 2014 México repatrió a más de ...¡40 mil menores, sólo a El Salvador!

Por eso el gobierno de EU está preocupadísimo.

Es así que el canciller mexicano José Antonio Meade estuvo en la frontera con el embajador de EU en nuestro país Anthony Wayne y autoridades migratorias de ambos lados de la frontera.

Además, se están reuniendo presidentes centroamericanos para abordar el drama de los niños migrantes. Por eso el gobierno de Obama está enviando millones de dólares de ayuda a los países de América Central.

¿Qué está pasando? ¿Por qué crece de manera geométrica esta peculiar marabunta?  Pues son varios factores.  Por un lado la pobreza, la desadaptación económica, la falta de educación y la ignorancia. 

Pero ahora no sólo huyen de la miseria. Ahora huyen también de la exacerbada violencia de sus países de origen. Añadan la operación del crimen organizado, de las redes de polleros y tratantes que engañan a los padres con falsas o inexactas interpretaciones de la ley migratoria de EU.

Y a eso le agregamos una falta absoluta de una verdadera Reforma Migratoria en EU que dote de orden a la problemática migratoria del gigante estadunidense. Un problema añejo que ningún presidente le ha dado solución. Ni Barack Obama que aseguró que era su máxima prioridad. Ahora, la situación ha hecho crisis.

La tragedia de los menores.

Dolce: México

México está pletórico de problemas, lo sé. Es necesario poner las prioridades y éstas deben de ser las más apremiantes. No pretendo minimizar el Mundial, sólo poner un debido contexto. Y claro que deseo la suerte a mi Selección Mexicana.

Sólo la mente es la que logra soluciones y resultados. Bien por la Selección y pase lo que pase, exijo que el Sr. Piojo Herrera se quede los siguientes ocho años para construir una potencia de verdad en la materia futbolística. Apliquemos esta mentalidad a todo lo demás.

Café para todos.

                Twitter: @CiroDi

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red