Ellas

COMPARTIR 
Ciro Di Costanzo 08/03/2014 03:44
Ellas

Dedicado a las mujeres
                en su día.

En la casa de ustedes, el silencio brilla por su ausencia. Y no es que se encuentre en algún ruidoso enclave de la gran ciudad, no.

Al contrario, se encuentra en una zona predominantemente boscosa que permite el ansiado aislamiento del mundanal ruiderío de la megalópolis en la que nos encontramos.

No obstante, el motivo por el cual  el silencio es visitante frecuente a casa, es por la mayoritaria presencia femenina. Y sí, se trata ni mas ni menos, de aquello que conocemos como la alegría del hogar.

Mujer es vida en todos los sentidos. No sólo lo es en la capacidad única de la fertilidad, sino también en la fuerza de la expresión humana. ¿Qué es el arte? Emoción y sentimientos.  ¿Qué son ellas? Son arte,  trabajo, perseverancia. Son la más acabada expresión de la belleza.

Las mujeres dan luz a nuestra vida y a nuestros hogares.

Son como flores que brillan en medio del bosque. ¿Conocen ustedes alguna otra fuente de felicidad que se les asemeje?

¿Qué sería de nosotros sin ellas? Los hombres no podríamos vivir.  Nacemos de una mujer y morimos con una mujer, aunque sea como inspiración ideal.

No encontramos el sosiego, más que cuando recargamos la cabeza en el regazo de la mujer amada. No sería exagerado decir, que de una u otra manera,  son el color de nuestra vida.

¿Por qué es que a los seres que representan lo más luminoso de nuestra especie, y que incluso garantizan su perpetuación, demostrando una y otra vez su gran fortaleza, acaban siendo la parte más afectada?

Aperitivo : aquella noche

Diez de la noche y todo parecía apacible en aquella fresca noche del 4 de febrero pasado, en Acapulco, Guerrero.

La brisa marina acariciaba al puerto más famoso del país, con la humedad característica de aquel paraíso.

De pronto, la tranquilidad de la noche fue interrumpida por una serie de alaridos que salían de un departamento de un fraccionamiento del lugar. Parecía una fuerte pelea, aunque algunos de los gritos sobrepasaban ya las expresiones de irritabilidad. ¿Serían de dolor?

Tan fuertes eran, que no tardaron mucho tiempo (lo que en nuestro país ya es decir) en llegar un nutrido contingente de policías, ya con la inquietud manifiesta de los vecinos.

Al lograr entrar al lugar, los agentes encontraron el cuerpo muerto de una mujer. Había sido degollada con un cúter.

El cobarde homicida  había sido su propio esposo, quien la asesino frente a las narices de la hija de ambos. Fue encontrado, detenido e ingresado a prisión. No obstante, ¿cuantos agresores, en mayor o menor grado, no sólo no son detenidos, sino que ni siquiera se entera la autoridad? ¿Cómo pueden ocurrir cosas así?

Piatto forte: progreso, pero no éxito

A pesar de que se han hecho avances en la lucha contra la violencia contra la mujer, en lo absoluto se puede hablar de éxito alguno, pese a que los políticos se les llene la boca de optimismo oficial.

Según el INEGI, más de 45% de las mujeres mayores de 15 años en este país han padecido de violencia. Casi la mitad.

Esto no puede considerarse un éxito de ningún tipo.

El Observatorio Nacional del Feminicidio reporta seis asesinatos diarios en el país, la mitad por misoginia. ¿Qué carajos es esto?

Por más que se diga que entraremos al primer mundo como consecuencia de reformas o grandes acuerdos, la realidad es que con estas cifras somos un país machista y profundamente discriminador. Perdón por la franqueza.

No digo que no se hagan esfuerzos. Pero claramente son insuficientes y van a paso de tortuga respecto de la realidad cruel y lacerante. La Ley General de Acceso a las Mujeres a una vida libre de Violencia fue adoptada a nivel federal en 2007.

Y apenas en diciembre de 2013 (hace poco más de dos meses), se consiguió que las 32 entidades federativas tipificaran el delito de feminicidio conforme a la Ley de 2007.

¿No es una burla?

Dolce: el poder

A pesar de ser pilar en nuestra economía, en este país no se acaba de valorar  a la mujer.

Se pueden decir muchas cosas en el plano laboral y citar ya incontables casos de mujeres sumamente exitosas.

En las más altas esferas de las empresas más grandes y prestigiosas del mundo, encontramos mujeres con bastante frecuencia.

Pepsi, Facebook  Yahoo o General Motors, son dirigidos por mujeres. No existe ninguna duda de que la capacidad y liderazgo del hombre y la mujer son exactamente idénticos.

No obstante, les comento un sólo dato que nos retrata: en este país, aproximadamente la mitad de la población cree que no estamos preparados para que nos gobierne una mujer en la Presidencia de la República, según todas las encuestas serias. ¿Lo pueden creer?

Nos queda mucho por hacer, pero es necesario que luchemos para que nuestras hijas vivan en un país en donde puedan llegar a ser presidentas de la República.

Sólo así se puede hablar de una verdadera democracia.

Esta vez, el café va con dedo de novia.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red