Entre cumbres y barrancos

COMPARTIR 
Ciro Di Costanzo 22/02/2014 03:19
Entre cumbres y barrancos

Jacarandosa. Así es la vida, como dice la canción. Caprichosa. A veces negra, a veces rosa. Te quita, te pone, te sube y te baja. Así es la vida, compas.

Como toda actividad humana, también es así la política. No obstante, por su naturaleza, las dimensiones impactan no sólo la vida propia, sino la de los demás.

Y así, no sólo son altos y bajos. Son cumbres y barrancos.

 Aperitivo: la cumbre trilateral
y las bilaterales

¿Sirvió de algo la llamada Cumbre de Líderes de América del Norte, llevada a cabo en Toluca? Si no se logró hablar de migración ni se logró eliminar las visas a Canadá, ¿pues de qué sirvió?

Y bueno, las cumbres no son panacea ni mucho menos. No obstante, sí se hubiese esperado más de ésta. Por varios motivos.

Por un lado, creí que en el 20 aniversario del TLCAN hubiese sido una ocasión estupenda para relanzar el bloque comercial de América del Norte.

No es caprichoso. Hay quienes le regatean el menor mérito, y quienes lo consideran como la lampara de Aladino. El TLCAN no es ni uno ni otro.

No podemos negar que ha sido benéfica, aunque no ha resuelto todos nuestros problemas, como se nos vendió hace 20 años. Lo que es notorio es el estancamiento del desarrollo del bloque comercial de América del Norte. En estos años no hemos pasado del primer TLC, mientras Europa en 20 años se consolidó como un mercado común.

Y no me digan que no es una gran oportunidad tener en tu bloque regional a Estados Unidos, el mercado más grande y dinámico del planeta. Algunos me dicen que es China. Nada de eso.

Hoy por hoy, EU consume al menos cinco veces más que China e India juntos, a pesar de tener menor población que aquellos gigantes. Y es que la población estadunidense, casi todos consumen casi lo que sea. ¿No deberíamos haber aprovechado más el momento?

La buena noticia vino de la reunión bilateral México-EU y se llama cooperación educativa para movilizar miles de estudiantes a universidades estadunidenses. Muy sensato, ya que la inversión en educación es nuestro futuro.

Del lado energético les comento que, a pesar de que es el tema que centró la cumbre y que constituye nuestro principal activo para financiar el desarrollo económico, el asunto es que nuestro principal clientazo que es EU, está a un tris de la autosuficiencia energética. Quizá por eso el representante canadiense se quedó tres días en el país, mientras que Obama jugaba golf.

Piatto forte: los barrancos
en Venezuela

Hace algo de un año, le pregunté en este espacio: “¿Sobrevivirá el chavismo sin Chávez?”, hoy la pregunta sigue vigente y la respuesta parece más clara.

El “heredero” del poder parece estar confirmando que el “chavismo” sin Chávez podrá estrellarse en cualquier momento.

Las manifestaciones que empezaron por un serio reclamo a la inseguridad rampante que se vive en aquel país, encontraron la respuesta de un gobierno que se desacredita un día y el otro también al recurrir a la vía represiva. Desde hace tiempo a la población venezolana le agobian los problemas propios de una economía mal administrada, una inflación mayor de 50% (de las más altas del mundo), una escasez que ya ronda 20% de insumos que mayormente se importan y una dependencia excesiva al petróleo.

Y sobre todo, a los venezolanos les agobia la infame inseguridad. Cómo estarán por aquellos lares que, en materia de inseguridad, duplican la tasa de homicidios de México, que no cantamos mal las rancheras.

Los excedentes petroleros en los años dorados de la revolución bolivariana de Chávez no fueron invertidos en resolver los problemas del pueblo de Venezuela (por cierto, el dueño de esos recursos), sino en financiar el proyecto internacional de exportación del socialismo del siglo XXI de Hugo Chávez.

A fuerza de no resolver los asuntos internos y dedicarse a la alta política internacional, los problemas estallaron. Y le estallaron a Maduro.

Y lo que inició como un reclamo legítimo, ¿qué recibió por respuesta del gobierno? ¿Alguna solución?

Ni siquiera la convocatoria a una méndiga mesa de diálogo, no.

La respuesta fue gritar complot, expulsar diplomáticos de EU, encarcelar disidentes, usar la fuerza pública, impedir trabajar a los periodistas, tratar de cercenar la información y reprimir. Es decir, todo menos resolver los problemas. Tras los primeros muertos, entre ellos una conocida reina de belleza, la desesperación llegó a Miraflores.

Y las respuestas fueron nuevos gritos y la cancelación de la credencial de permiso de trabajo para el personal de la cadena CNN en Español, quizá el último reducto de información fiable de los venezolanos.

Es probable que Chávez acercó a Venezuela al barranco, pero Maduro lo empujó.

Dolce: Bienmesabe venezolano

Como su nombre lo indica, un delicioso postre típico de Venezuela hecho con base de coco. En honor al gran pueblo de Venezuela. Y claro, el café.
Que no falte.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red