Me lleva

COMPARTIR 
Ciro Di Costanzo 08/02/2014 01:48
Me lleva

Con la primera taza de café, llega el pan campesino con mermelada de higo. Nada mal, mientras clarea el cielo y, como por arte de magia, el horizonte comienza a colorearse.

Tras el primer trago del aromático, abro el tradicional periódico del día.

La tradición de leer el periódico escrito, manchándose ligeramente los dedos de tinta y sorbiendo café auténtico, persistirá hasta el último momento. 

Paso la primera página y casi se me sale el café cuando leo la actualidad. Indignado, sólo alcanzo a espetar un “¡Me lleva..!”.

Aperitivo: la discriminación en Estados Unidos

Nuestro vecino país del norte es incansable a la hora de presentarse como paladín de la civilización, el libre comercio y los derechos humanos.

No escatiman en autoelogios cuando se refieren a que son una democracia madura de más de 200 años de edad y que se han constituido en la salvaguarda de un mundo moderno, diverso y tolerante.

Con esta creencia , los mercadólogos de Coca-Cola lanzaron al aire, en el horario premium de un Superbowl,  un spot que intenta retratar precisamente eso: la multiculturalidad en Estados Unidos.

Una pieza de video que celebra la diversidad en la Unión Americana, llamada America the Beautiful, en la que magistralmente sobrepone imágenes de distintas etnias que habitan las ciudades norteamericanas, con collage de voces en español, inglés, chino, hebreo, tratando de expresar ese mosaico multirracial que hoy es, de manera indudable, EU.

Sin embargo, lejos de Hollywood, ya sobre el terreno, la cosa cambia.

La sorpresa vino con las reacciones de ciertos sectores de la sociedad norteamericana que creíamos que se ha habían superado.

Insulto tras insulto. Majadería tras majadería. La xenofobia a tope, negándonos incluso el derecho de llamarnos “americanos”.

Indignante. Además, ignorantes. En su odio no se dan cuenta que americanos somos todos, desde Alaska hasta la Patagonia.

Pasaban las horas y la dinámica xenofóbica crecía en las redes sociales. ¿Pues en dónde estaban? Todos creíamos que los jilgueros del racismo estaban al borde de la extinción.

Era lógico pensar así.

Recientemente, las minorías superaron en número a la mayoría anglosajona en el país de las barras y las estrellas. De esas minorías, la más numerosa es la hispana, con más de 50 millones de individuos. Parecía sensato creer que la xenofobia estaría casi derrotada.

Sin embargo, no es así. Está sorprendentemente viva y coleando ¿Habrán pensado los estadistas mexicanos esta delicada situación?

¡Me lleva..!

Piatto forte : la ONU y el Vaticano: puntos sobre las íes

Hablando de situaciones delicadas, esta semana, Naciones Unidas dio un manotazo en la mesa y puso el dedo en una llaga.

De manera directa, el Comité de la ONU sobre los Derechos de los Niños formuló exigencias claras al Vaticano para combatir la pederastia.

En un informe durísimo, el Comité exigió a la Santa Sede la destitución de los responsables del detestable crimen de pederastia y su inmediata consignación ante autoridades civiles, para ser juzgados como se debe.

Pidió también la apertura de archivos, no sólo de casos de pederastia de prelados, sino también de casos de encubrimiento de los mismos.

Acusó al estado Vaticano de adoptar “políticas y prácticas” que no sólo fomentaron la impunidad de los transgresores, sino que además no evitaron que prosiguiera el abuso.

Prácticas como transferir sacerdotes señalados de una parroquia a otra o, más grave aún, imponer el código de silencio a los prelados so pena de excomunión —y con ello evitar la indispensable denuncia—, han permitido que la agresión persista.

Es sencillamente inaceptable facilitar la cruel agresión sexual de un pervertido a un ser indefenso, desigual por minoría de edad y ascendencia, en un crimen que, por lo general, deja secuelas de por vida.

Es preciso también poner los puntos sobre las íes.

Para empezar, Naciones Unidas no hizo observaciones a la “Iglesia católica” o a las “congregaciones religiosas”. La ONU es una organización de Estados, por lo que no podría arremeter contra religión alguna, sino contra estados-nación .

No podríamos juzgar obra, congregación o religión, sino conductas de los hombres y acciones de los estados. La pederastia es una conducta detestable, de la religión que sea.

Por lo que no debemos olvidar que el Vaticano es un estado con todos sus derechos, pero también todas sus obligaciones.

Y es en esta tesitura en la que se le exige combatir el delito de pederastia y entregar a la justicia civil a sus detractores .

No basta con “expulsarlos” o “reubicarlos”. Los criminales que acometan estas atrocidades deben ser entregados a la autoridad civil y  deben de irse a la cárcel. Punto.

¡Me lleva..!

Dolce: el Senado: salón de fiestas

La foto fue elocuente. Todos fumando y chupando, y el mariachi cantando.

Puro en mano, ahí les va Cielo Rojo.

¿Es una trajinera de Xochimilco? No. Es ni más ni menos que el Senado de la República mexicana.

Sin comentarios, más que... otro café.

¡Me lleva!

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red