Puras cosas buenas

El PAN y el PRD también mandaron señales positivas al mantener congruencia con su agenda y principios, sobre todo en lo que respecta a la Reforma Energética y al participar en el Pacto por México, desafiando una vieja lógica de no colaboración con un partido adversario.

COMPARTIR 
Cecilia Soto 23/12/2013 00:00
Puras cosas buenas

El PAN y el PRD  también mandaron señales positivas al mantener congruencia con su agenda y principios, sobre todo en lo que respecta a la Reforma Energética y al participar en el Pacto por México, desafiando una vieja lógica de no colaboración con un partido adversario.

Este es mi regalo de Navidad: un recuento de hechos que justifican un brindis y la esperanza de que no todo va para atrás, hay héroes, heroínas, instituciones que se renuevan, grupos sociales que se empoderan, motivos para estar optimistas.

Por su influencia sobre la vida de más de 400 millones de católicos y por ser un referente en numerosos asuntos, la elección del papa Francisco es uno de los eventos más positivos de este 2013. Revela una inusitada capacidad de renovación en una institución embarcada en una inercia autodestructiva que parecía imparable. Para nuestro continente, su elección es doblemente significativa. Después de protagonizar los peores casos de pederastia en Estados Unidos y dar lugar en México a ese engendro morfinómano que fue Marcial Maciel, encubierto por los directivos de la Legión de Cristo, por la curia mexicana y la del Vaticano, la Iglesia católica latinoamericana dio un golpe maestro al lograr la elección de un Papa innovador y que intenta, con su ejemplo, renovar la misión de la Iglesia en el espíritu de Cristo. Su empatía amorosa por los pobres y los vulnerables está también acompañada de un humor refrescante y de un sentido común que se agradecen. La mejor de las suertes.

Por su impacto en la vida de millones de seres humanos en el mundo entero, en los gobiernos de los Estados Unidos y sus principales socios, y en el gobierno corporativo de las principales empresas de tecnología, la acción de Edward Snowden de dar a conocer el espionaje masivo realizado por la National Security Agency (NSA) sólo puede calificarse como de gran valentía y valor ético. La NSA, con el pretexto de proteger al mundo de la amenaza terrorista, entra a las cuentas de correo y llamadas de celular de millones de personas, hackea los sistemas de las grandes empresas tecnológicas y se adueña de la información que depositamos en los servidores de éstas. Snowden evidencia la arrogancia norteamericana de erigirse en guardián del mundo al violar la secrecía de las comunicaciones de los principales líderes políticos del mundo, socios o enemigos de los Estados Unidos. Su denuncia ya ha llevado a una  revisión obligatoria de la acción de la NSA, de las agencias de espionaje de otros países y de la relación de las empresas de tecnología con sus gobiernos. Su acción ha fortalecido el papel de la prensa y los medios, y ha dado información valiosa a los ciudadanos sobre sus gobiernos. Snowden es un joven héroe contemporáneo.

El 4 de enero de este año, Malala Yousafzai fue dada de alta del hospital donde se recuperó de las heridas causadas por los talibanes que intentaron matarla por hacer campaña por la educación de las niñas. Su recuperación es un motivo de celebración y alegría. Con apenas 16 años, continúa su activismo en pro del derecho a la educación de niñas y adolescentes en países y regiones donde se les niega ese derecho.

Italia, la hermosa patria de Dante, Leonardo da Vinci, Verdi y tantos otros talentos, logró librarse de Silvio Berlusconi, Il Cavaliere, al quitarle su escaño en el Senado y, por tanto, la inmunidad parlamentaria. Ejemplo del indebido matrimonio entre medios y gobierno, su caída es un ¡basta! largamente esperado. Brindaré con Prosecco.

Los jóvenes brasileños, al protestar masivamente este invierno austral porque no estaban satisfechos con la calidad de su educación, con los servicios a los ciudadanos y con la corrupción, son una manifestación más del empoderamiento de los jóvenes y de lo anquilosado que están los canales verticales de la democracia a los que estamos acostumbrados. Aquí en México no hay todavía ese vigor, pero movimientos como el de #ReformaPolíticaYa y el actual esfuerzo por llevar a cabo una consulta sobre la Reforma Energética son síntomas saludables.

El PAN y el PRD también mandaron señales positivas al mantener congruencia con su agenda y principios, sobre todo en lo que respecta a la Reforma Energética y al participar en el Pacto por México, desafiando una vieja lógica de no colaboración con un partido adversario. El PAN, con el gran mérito de no vengarse del sabotaje priista en las legislaturas pasadas, y el PRD, con el de desafiar un antipriismo ramplón.

Oculta por una Reforma Política con más problemas que virtudes, no se ha destacado que la paridad de candidaturas de hombres y mujeres en las elecciones federales quedó inscrita en la Constitución. En las elecciones de 2012, con las cuotas de 40% a 60%, llegó un porcentaje sin precedente de legisladoras a la Cámara de Diputados, 38%, y al Senado, 32%. Esta masa crítica de legisladoras de todos los partidos políticos logró el acuerdo por la paridad y ésta tendrá sus efectos en cascada en las legislaturas estatales y en los municipios. No es que las mujeres seamos mejores que los hombres, sólo vemos  cosas que ellos no ven y viceversa. No ha habido peor atropello a la democracia en nuestro país que mantener conculcados los derechos de participación política de quienes constituyen la mitad de la población mexicana. Conseguir la formalización legal de la paridad es un logro alcanzado por muy pocos países en el mundo y es un motivo de gran optimismo.

Y una última buena noticia: descansaré las próximas dos semanas, aunque quizá me encuentren en Twitter: @ceciliasotog. ¡Feliz Navidad!

                *Analista política

                ceciliasotog@gmail.com

 

Comparte esta entrada

Comentarios