Cubeta de hielo para los vampiros

Lo mejor es seguir caminando en buena onda, tratando de hacer el bien.

COMPARTIR 
Anna Bolena Meléndez 20/08/2014 00:00
Cubeta de hielo para los vampiros

Ayer me enteré sobre la nueva ola viral de la cubetada de agua con hielo que varios artistas se están echando encima para apoyar una causa que busca generar conciencia sobre la esclerosis lateral amiotrófica.

Yo, cero viral que soy, supe la noticia una vez todos los famosos del mundo se han echado el agua encima. Sin embargo, no pude evitar mi curiosidad ante los comentarios de la gente debajo de dicha noticia publicada por una cadena de televisión.

Muchos de los que comentaban argumentaban que en vez de estar haciendo pend*** y desperdiciando el agua del planeta, los artistas y demás desocupados que participaban en esta causa, deberían de ponerse a hacer algo productivo.

Me pregunto si todas estas personas que tuvieron el valor de escribir, detrás de un seudónimo o avatar, tendrán causas de ellos mismos para ahorrar el agua o por lo que sea que aporte algo a nuestra sociedad más allá de sus venenosas críticas que solamente nos muestran su amargura interna.

Nuestra especie humana está llena de este tipo de personas que solamente se manifiestan como detractores de todo lo que se les presente. Si los famosos no se unen a X causa, que porque no se unen y cuando se unen que son una manada de desocupados. Así, cuando uno lucha por una causa y por lo menos se convierte en parte activa de algo que genere un cambio positivo en cualquier ámbito de la vida, aparecen estos vampiros de la negatividad a succionar la sangre a punta de críticas y comentarios sonsos.

Esto nos muestra que alrededor tenemos un montón de personas que no vale la pena ni siquiera ponerles atención. Nos andamos preocupando demasiado por lo que piensan sujetos que no aportan nada a nuestro mundo. Nos desgastamos la vida poniendo atención a personajes que, más allá de encaminar la suya a ser buenas células de este universo, son cánceres energéticos, células muertas que intentan neutralizar la bondad para que se oscurezca como su propia alma.

Por eso lo mejor es seguir caminando en buena onda, tratando de hacer el bien sin escuchar a las sanguijuelillas del camino que se le van pegando a uno a los tobillos, no sólo a chupar sangre sino a intentar que uno detenga su paso.

Que chupen, que se peguen a nuestros pies, a los pies de los humanos benévolos de este planeta que siempre estamos buscando ser proactivos y no corrosivos, pues encontrarán que con una leve patadita saldrán volando lejos en donde ni siquiera los escuchemos.

Eso sí, no le gasten energía a estos personajes, no los miren, no los determinen (bloquéenlos de sus redes sociales y de su agenda telefónica) porque sus palabras son calientes y nos envenenan el ego.

Bravo por todos los que de una loca, extraña, excéntrica o a su manera, buscan hacer cosas buenas para el mundo. No importa si es creando conciencia o generando el cambio de mil distintas maneras, todos aquellos que tenemos una causa y que sonreímos al caminar sin importar si nos devuelven la sonrisa, somos los que recreamos la cara linda de la vida.

Si no va a ayudar, no estorbe a los que sí.

                www.twitter.com/AlasdeOrquidea

                Annie@TaconesyCorbatas.com

                www.taconesycorbatas.com

                www.alasdeorquidea.com

                www.facebook.com/AlasdeOrquidea

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red