#Spornosexual

Son hombres que quieren sexo y por eso se toman selfies... Son deportistas y no se depilan las cejas de puritito milagro.

COMPARTIR 
Anna Bolena Meléndez 19/06/2014 00:00
#Spornosexual

¡Cuánta estupidez! ¡Por amor al osito Bimbo, que alguien la detenga!

Los metrosexuales pasaron de moda, ahora llegaron, recargados y con la cabeza llena de fruit loops: los spornosexuales.

Una palabra compleja para pronunciar, pero sencillita de explicar: los spornosexuales son hombres que quieren sexo y por eso se toman selfies mostrando el six pack y lo buenotes que están. Son deportistas y no se depilan las cejas de puritito milagro.

¡Pero por Dior! ¡Qué de nuevo tiene que un hombre quiera sexo! Hombres mamados han existido toda la vida, hombres que hacen deporte también, que quieran sexo es como decir que el color negro es oscuro, sólo que hoy en día le quieren poner nombre a todo con el puro fin de crear un hashtag.

Ese es el bendito problema con el mundo de hoy, a todo lo quieren encasillar en algo: #selfie #spornosexual y salen un montón de fotos de hombres cuasi desnudos frente al espejo diciéndole al mundo: “¡Mírenme! Estoy buenísimo y quiero sexo”. ¡Mufasa!

A los metrosexuales en la época de David Beckham los crucificaban que por “mariquitas”, allá en esa época en la que un hombre debía ser un desastre para ser bien hombre. Ahora, la mayoría de los hombres que conozco se cuida, se pone cremas, se depila algunas partes del cuerpo y otros exagerados se maquillan. No veo nada de malo en que un hombre cuide su aspecto personal, pero de ahí a enamorarse de ellos mismos… bastante Dorian Gray para mi gusto.

Pero ahora sale esta dizque nueva casta, que para mí ya está bastante trillada. Y no digo que no estén que se caen de buenos ¡sí! Pero no me parecen nada nuevo: un hombre obsesionado con él mismo, que se la viva cargando pesas para crecer sus músculos y luego lucirlos en sus #selfies en las redes sociales, que más que una cuenta personal parece la cuenta de un proxeneta que se vende a sí mismo al precio que sea por un buen polvo.

¡Pero qué degradación de la especie a la que las redes sociales y sus benditos hashtags nos están llevando!

Todos los días alguien se suicida porque lo bullean por redes sociales, ahora ya hasta centros de rehabilitación hay para los que se volvieron adictos a las redes sociales, incluso un nuevo “síndrome” sicológico está repuntando llamado selfitis, o algo así, que se supone que lo sufren personas con el autoestima en el piso y que quieren aceptación y por eso se la viven haciéndose selfies.

Pues para mí que estos spornosexuales son un poco de eso, pues entre la frivolidad de autocatalogarse como spornosexual, no sé a qué irle si a la falta de atención o a la superficialidad de obsesionarse con ellos mismos. ¡Gracias! Ya tenemos suficientes hombres egocentristas que aman más a sus pectorales que a una mujer.

“La humanidad es químicamente imbécil” lo dijo un sabio a quien tengo el honor de conocer, pero con estas nuevas estupideces, estos personajes se quedan cortos con esa descripción.

                www.twitter.com/AlasdeOrquidea

                Annie@TaconesyCorbatas.com

                www.taconesycorbatas.com

                www.alasdeorquidea.com

                www.facebook.com/AlasdeOrquidea

Comparte esta entrada

Comentarios