Son mis chichis

El problema en el mundo de la publicidad es que hay mucho maleta.

COMPARTIR 
Anna Bolena Meléndez 21/05/2014 00:57
Son mis chichis

No me he cansado de leer la bola de críticas que ha tenido la campaña que el GDF lanzó para fomentar la lactancia.

La iniciativa e intención detrás de tan terrible aterrizada creativa, es buena. El problema es que el licenciado Mancera y equipo quién sabe a qué “publicistas” les encargaron el trabajito.

Yo, verdaderamente, dudo mucho que Mancera se haya sentado a briefear (término publicitario utilizado para dar un resumen de lo que se quiere y se espera de una campaña) a los publicistas: quiero una campaña machista, sexista y que denigre a la mujer.

El problema en el mundo de la publicidad es que hay mucho maleta que se autodenomina publicista porque su primer camino creativo le pareció una bomba. No, señores que desarrollaron esta campaña, ser publicista es mucho más complejo que eso, se los digo como publicista.

Uno no puede pretender llegar al público objetivo que quiere llegar: mujeres, madres, principalmente con una campaña que llama al sexo, que incita a un hombre a pensar en: “mamacita” y no en “madre”. Siendo un tanto machistas, deberían de saberlo.

La primera aplicación que vi de dicha campaña me agredió. No supe bien por qué, pero con eso tuve para saber que, siendo que yo no soy ni feminista a ultranza ni nada por el estilo, esto iba a pisar los callos de muchas mujeres que no queremos asociar la belleza de ser madre con el par de siliconas de Maribel Guardia.

Comprendo la indignación de la señora Sodi al ver lo que hicieron con su imagen, pero no puedo dejar de preguntarme dos cosas: la primera, ¿qué no le dijeron cómo es que sería el camino creativo de la campaña? (si no, cómo es que posa para algo que no sabe ni cuál será su uso), segundo, una vez yo poso de la manera que la señora Sodi posó estoy casi consciente que muy tierna, tierna, lo que se dice tierna, la campaña, no será. Independientemente de mis cuestionamientos, entiendo la molestia de ver su imagen utilizada de tan obscena manera.

Los señores publicistas que hicieron el trabajo de investigación del público al que se dirigirían, lo hicieron muy mal. Les recuerdo a dichos sujetos que, cuando se es madre, no quedas con cuerpo de modelo de Victoria’s Secret, mucho menos con abdomen de hierro. Lo último que uno quiere ver es a la megamamacita con un cuerpo con el que no te identificas y enseñando las múltiples cirugías estéticas que se ha realizado.

Con respecto a nuestros gobernantes que aprobaron la campaña, les cuento que se vieron un tanto naives  —ingenuos, si es que no conocen la palabra— porque dar un VoBo a una imagen que claramente está hecha para que un hombre la vea y diga “qué rica se ve Maribel Guardia abrazada casi incestuosamente de su hijo”, no es un gran atino.

Yo les recomiendo que cambien de agencia de publicidad porque ésta de plano no dio una. Y por ahí derecho que comiencen a desarrollar un poco más de instinto de comunicación con las masas, pues siendo gobernantes de una ciudad como lo es nuestro querido México, DF, lo mínimo que pueden tener es un atisbo de instinto cuando de comunicar algo tan básico e importante se trata.

Falló tanto la agencia como falló el cliente.

 

                www.twitter.com/AlasdeOrquidea

                Annie@TaconesyCorbatas.com

                www.taconesycorbatas.com

                www.alasdeorquidea.com

                www.facebook.com/AlasdeOrquidea

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red