La inocencia del bandido

Nosotras desarrollamos sentimientos a partir de las encamadas.

COMPARTIR 
Anna Bolena Meléndez 12/05/2014 00:00
La inocencia del bandido

Cuando se trata de un Cirilo que aparece así, de la nada, con una supuesta propuesta de amistad, no le creas.

Un amigo muy cercano, y a quien chicas le tiran el bra desde platea, dice que los hombres no tienen amigas sino mujeres con las que no se han acostado. Al principio yo pensaba: “Pero este infeliz cómo se atreve a decir eso si ¡yo soy su amiga!” y luego, cuando tuve que propinarle un empujón en una fiesta porque en sus tragos intentó hacer válida su teoría conmigo, me di cuenta que, no es que no tengan amigas, sino que a la amiga nunca le van a decir que no.

Ahora no me salten dando ejemplos de las excepciones, más bien piensen, Cirilos, de verdad, verdad, entre todas sus amigas —y sean honestos, si quieren no en voz alta—, ¿no le harían el favorcito a las que se dejaran?

Así que me atrevo a corregir, cuando Cirilo aparece así, de la nada, con una supuesta propuesta de amistad, créele, pero no descartes que puede ser su primer anzuelo hacia una no amistad.

Un día, después de escuchar la sabiduría de Don Juan, eché hacia atrás en mi vida y entendí que no estaba tan descabellada. Muchos de mis amigos sí comenzaron tirándome la onda, asimismo, yo me volví amiga de otros porque me gustaban y como no me pelaron pues no me quedó de otra.

Al final, las amistades entre géneros opuestos (o iguales para los gays) sí comienzan —muchas— con bases de algún tipo de atracción que, más tarde, se convierte en una amistad en la que, el sexo pasa a un segundo plano por el mismo respeto a la relación.

¿Sexo entre amigos? No lo sé, nunca he visto que funcione. Una cosa es fuck buddy y otra muy diferente agarrarte a tu amigo de muñeco inflable. Si de verdad son muy amigos ¿para qué arriesgarlo? Si es que hay una atracción fuerte y sincera de ambas partes, ¿qué esperan? Pueden estar desperdiciando una bonita relación, eso sí, sepan que si no funciona, la amistad se descompone irremediablemente.

Con la amistad no se juega, así como con fuego, porque el switch entre sentimientos es tan rápido y sin reversa que te puedes encontrar en una relación en la que cedes por la confusión de lo que estás sintiendo.

Si Cirilo sólo quiere ser tu amigo, pero tener sexo contigo, tienes que pensar si realmente estás hecha para eso, pues, para mí, es la receta perfecta para un desastre monumental.

Nosotras desarrollamos sentimientos a partir de las encamadas. A lo mejor no a la primera, pero si la primera lleva a la segunda, la segunda a la tercera y cuando menos te das cuenta andas domingueando con pizza con tu “amigo” y teniendo sexo “de amigos”, ¡ups! No tarda en llegar la obligada conversación en la que las cosas se esclarecen y tendrás que exponerte a escuchar algo que probablemente no te va a gustar; o quién sabe, en una de esas sí.

Eso sí, antes de querer tener sexo con una amiga, Cirilos doberman que desconocían al dueño en los 80,  tanteen el terreno, no se vayan a topar con un rodillazo en la barriga.

                www.twitter.com/AlasdeOrquidea

                Annie@TaconesyCorbatas.com

                www.taconesycorbatas.com

                www.alasdeorquidea.com

                www.facebook.com/AlasdeOrquidea

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red