CiriLoca

Una relación que pasó de perfecta a pesadilla, ya no sé ni cómo cortarla.

COMPARTIR 
Anna Bolena Meléndez 25/04/2014 00:00
CiriLoca

Cirilo escribe:

“Estimada Cirila: Te escribo en tono de desesperación. Conocí a una chica que aparentaba ser la chica perfecta: comenzando porque está más hot que nadie que haya conocido antes (por lo menos no en vivo y directo), inteligente, estudiada, independiente, exitosa, hija de familia, se quiere casar, tener hijos… ¿Qué pensé? ¡Pues que ésa era la buena! Pasamos unos dos o tres meses de luna de miel, todo era perfecto, pero cuando digo perfecto, no exagero, era PERFECTO.

“Yo estaba seguro que mis papás la iban a amar, ellos siempre me andan diciendo que cuándo voy a sentar cabeza, que si es que nunca les voy a dar nietos (tengo 37 años y he sido un poco soltero empedernido). Así que imaginé que mi madre iba a dar brincos en el sillón cuando la conociera. ¡Oh, sorpresa! Mi mamá, al otro día que los llamé para pedir retroalimentación, me dijo que había algo en ella que no le latía.

“Yo, por supuesto, pensé que es que para las madres ninguna mujer era suficiente. Le di su avión y seguí con mi Cirila.

“Un buen día las claves de mi correo electrónico, Facebook y Twitter no funcionaron. Me pareció sumamente raro, pues no es como si hubieran cerrado o hackeado mis cuentas, sólo que no podía acceder a ellas. Así estuvieron dos días, hasta que, al tercero, como por obra y magia, volvieron a su normalidad.

“Ahí va mi confesión: tengo una amiguita del pasado, con la que siempre coqueteo por correo, chat y así, pero jamás hemos tenido nada, cero cybersex, nada, sólo palabras y tontería. Además, desde que las cosas se pusieron, digamos que serias, con Cirila, no volví a hablar con ella.

“De repente, una noche que salimos con amigos y nos resbalamos con unas cuántas cáscaras de tequila, Cirila enloqueció y me dijo que yo me escribía con una vieja, que ella lo sabía, me inventó la historia más loca que te puedas imaginar de por qué se enteró (ni para qué repetirla, es más, ni me acuerdo cómo era). El caso es que me di cuenta, por cosas que dijo, que ella había sido la que se me había metido a mis cuentas. ¿Cómo? ¡Ni idea! Eso es lo que más me freakea.

“Ya caí en cuenta de que está más loca que una cabra, pero ahora me amenaza con que, si la dejo, se va a suicidar, entre otras cosas... La neta nunca me había topado con una mujer así, ahora, después de más de seis meses y una relación que pasó de perfecta a pesadilla, ya no sé ni cómo cortarla. Es imposible. ¿Qué hago? ¿Algún consejo?”

¡Híjole, Cirilo! Te voy a decir lo que siempre le digo a mis amigos que se topan con locas de calibres explosivos: “Eso te pasa por andar creyendo en sirenas”, las mujeres que aparentan ser taaaan perfectas es a las que más hay que temer; algo que tu madre supo desde el principio, pero tú no la quisiste escuchar.

Mi primer consejo: la próxima vez que tu madre te diga algo, ¡escúchala! Mi segundo consejo: no caigas en el juego de tu Cirila loca ni te dejes chantajear ni amedrentar ni nada por el estilo.

Como tu historia he escuchado varias. De hecho, tengo un buen amigo que me ha servido de inspiración mil veces, que tuvo que irse a vivir a la otra punta del mundo con tal de escapar de una de esas.

Si no puedes hacer eso, corta de tajo. Ponte los pantalones, sin miedo, sin nada y mándala a freír espárragos. Te aseguro que no se va a suicidar y, si se suicida, pues es su decisión, no es tu culpa, no tienes por qué caer en ningún chantaje tan vil y patético.

Te recomiendo que le midas el agua a los camotes y, si ves que es una de esas locas peligrosas, te asesores para protegerte a ti y a los tuyos. No se trata de exagerar, sólo que historias he sabido de mujeres que son capaces de mucho, así que, conociéndola, sabrás si es perro que sólo ladra o perro que se lanza a la yugular.

Y como moraleja: “De eso tan bueno, no dan tanto”, así que no vuelvas a ser tan ingenuo y no te duermas en la canto de las sirenas, que así es como te terminan devorando la cabeza.

                www.twitter.com/AlasdeOrquidea

                Annie@TaconesyCorbatas.com

                www.taconesycorbatas.com

                www.alasdeorquidea.com

                www.facebook.com/AlasdeOrquidea

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red