Un clavo para Cirilo

La mejor manera de olvidar a un hombre es saliendo con otro...

COMPARTIR 
Anna Bolena Meléndez 14/04/2014 00:00
Un clavo para Cirilo

Me levanté al baño en un restaurante que ya se iba convirtiendo en bar. Para variar, la cola eterna de mujeres que esperan a que otras mediten sobre el inodoro. Nunca he entendido por qué las mujeres se tardan taaaaaaaaaaanto adentro de un baño, en fin, no soy yo quién para hablar de las funciones fisiológicas de mis congéneres.

El punto es que, la fila terminó y me quedé sola en el WC, cuando escuché que la puerta se abrió y entraron dos chicas platicando —en realidad era gritando, pero quién soy yo para criticar a mis congéneres—.

No pude evitar hacerme la mensa y no salir para que no interrumpieran su sagrada plática. Una de ellas: recién cortada con el novio, la otra: presentándole a un amigo de su novio. Cirila deprimida post truene, le decía a Cirila Clementina que no quería sacarse un clavo con otro clavo, que no era sano, que lo mejor era dejar curar las heridas bla bla bla bla —bostezo—.

Y entonces la otra chica le contestó con un gran, largo y sonoro “¡ay, no maaaaaaaaa! La mejor manera de olvidar a un hombre es con otro hombre”, entonces hice mi salida triunfal. Les sonreí y me dirigí a lavarme las manos tan lentamente como pude, deseando que no pararan la conversación.

Al calor de dos tequilas, ya todas somos amigas, Cirila se volteó y me preguntó entre bromas “¿tú qué dices, que le sea fiel al ex o que salga con este guapo que le estoy presentando?”, ellas, que no sabían que se toparon conmigo, la que siempre tiene respuestas para el amor —eso sí, que no vayan a ser mis rollos porque quedo en blanco—, encontraron merolico que les contestara.

La verdad es que, confieso, estoy de acuerdo con esa Cirila que dice que la mejor manera de olvidar a un hombre es saliendo con otro. Y eso puede sonar terriblemente mal y todo lo que quieran, pero todas lo hemos probado, todas lo hemos hecho y no podemos negar que el dolor se opaca y nos sentimos mucho mejor.

Eso sí, es muy importante tener claro que todo lo que se sienta con ese Cirilito que intenta sacar el clavo del pasado, es mentira, es nuestro cerebro adolorido tratándonos de confundir. Mientras todo se tenga bajo control, no hay nada de malo en darle un hueso al corazón para que se entretenga por un tiempo.

¿Y si me enamoro? ¡Pues te enamoras! Primero que nada, lo dudo, Cirilo pos truene nunca es el indicado para una relación duradera de hecho, esos Cirilos no pasan de los seis meses y, la verdad sea dicha, rara vez dejan alguna herida.

¿Es una relación egoísta? ¡Sí! ¡Total! Pero kármica también. Todos hemos sido la relación post truene y todos hemos tenido una. Cuando uno está del lado de serlo, pues nada más se acuerda de cuando el universo le ha tirado un hueso a su corazón y, entonces, digamos que paga el servicio social.

Es como una obra de caridad que Cupido tiene contigo al mandarte a alguien que te haga feliz momentáneamente y te salve de una sobredosis de helado de chocolate, pero esa obra llega a cobrar la cuenta y cuando te toca pagar lo haces de buena gana y sabiendo que serás desechada(o) al igual que los miles de Kleenex que tu “nuevo novio” estaba desechando por la ex, la noche anterior. Así que sí, un clavo sí saca otro clavo y, si no lo saca, por lo menos anestesia el área para que el dolor sea casi imperceptible.

                www.twitter.com/AlasdeOrquidea

                Annie@TaconesyCorbatas.com

                www.taconesycorbatas.com

                www.alasdeorquidea.com

                www.facebook.com/AlasdeOrquidea

Comparte esta entrada

Comentarios