A Cirilo le gusta Cirila, a Cirila le gustan patanes

COMPARTIR 
Anna Bolena Meléndez 07/04/2014 00:14
A Cirilo le gusta Cirila, a Cirila le gustan patanes

“El año pasado me reencontré con una compañera de la universidad, fuimos amigos por largo tiempo, pero siempre me pareció muy guapa, encantadora, inteligente, entretenida, independiente y muy agradable, me di cuenta que me atraía y que había señales de que era mutuo. Un día salimos a un bar, al dejarla en su casa le confesé, con los nervios a flor de piel y dándole vueltas torpes al asunto, que me gustaba. Ella me dijo, más o menos, que le interesaba, pero que ella era una mujer difícil y que tenía miedo de que las cosas salieran mal, yo le dije que deseaba conocerla y vernos más si era posible. Total quedamos en salir más.

“Pero de ahí en adelante ya no salimos. Iba a su casa y nada, o no estaba o estaba dormida, siempre pasaba algo para que no se pudiera. Para el 14 de febrero le mande una invitación formal para salir: ‘Srta. XXX se le invita a una velada el viernes 14 de febrero de 2014 a las 21 horas. Favor de confirmar con Cirilo’. Pues total no me habló ni mandó nada de nada ni un mensaje ni nada, yo le marqué y no me contestó.

“Ya pasó un mes y nada ni ella ni yo hemos hecho nada. Créeme que he estado a punto de ir y buscarla, o escribirle, o mandarle algo, pero también me freno.

“Me gusta bastante, siento que hice bien las cosas, quizás algo lento y torpe, pero bien, con respeto para ella y para mí, a sus gustos y actividades. Ella siempre se dio su lugar y lo respeté. Recuerdo que una vez me dijo: ‘¿Por qué me llega puro patán?’, quizás ahora sé la respuesta.

“Estoy de acuerdo en la igualdad de sexos, de oportunidades, compromisos y responsabilidades. Pero siento que, a veces, las mujeres son muy parciales en ese aspecto, parece que no pueden llamarte porque se ve mal. Me ha pasado en más de una ocasión que me dicen que “estaba esperando que me hablaras”, bueno y ¿por qué no habla?, no lo veré mal, al contrario me hará el día y me dará motivación para seguir en el cortejo.”

Antes que nada quiero ofrecer una disculpa a Cirilo que me escribió este correo ya hace tiempo y lo había extraviado entre mi correspondencia virtual. Pero es mejor tarde que nunca, así que aquí va mi respuesta.

Querido Cirilo, tienes mucha razón en tu pensar y sentir, sin embargo, debo decirte que las mujeres no nos comportamos muy diferente a los hombres cuando nos gusta uno. Si Cirila no ha aparecido y no ha respondido a tu cortejo es porque no le gustas.

Veo, por tus palabras y tus detalles, que eres uno de esos Cirilos que muchas mujeres desearían tener; ten paciencia, ya encontrarás a una Cirila que, tras probar muchos patanes, se dará cuenta de que ahí no está el príncipe azul. Créeme, Cirilo, todas pasamos por ahí y el problema es que, cuando estamos en modo patán activado, los príncipes azules no nos llaman la atención.

Con respecto a que por qué no llamamos y por qué no buscamos, eso va directamente proporcional al gusto. Es verdad que las mujeres de repente nos confundimos y te voy a decir por qué: cuando las Cirilas salimos con chicos que nos gustan y que por lo regular hay uno que otro machillo patán que nos pone el mundo de cabeza, no nos podemos dar el lujo de abrir nuestro corazón al 100 y de no jugar juegos. Por eso nos acostumbramos a jugar, a escondernos, al “no te llamo para que me desees más”. Sin embargo, es sabiduría personal de cada mujer, saber con quién sí y con quién no debe de jugar esos juegos.

Te aseguro que cuando llegue una mujer en tu vida que valore el hecho que seas un buen hombre y buen partido, sabrá abrir su corazón y quitarse la coraza del juego para poder retroalimentar el terreno de conquista.

Por lo pronto, una mujer que te dice que es difícil de entrada, es porque está en modo patán activado y en ese juego, un buen chico como tú, no tiene cabida.

 

                www.twitter.com/AlasdeOrquidea

                Annie@TaconesyCorbatas.com

                www.taconesycorbatas.com

                www.alasdeorquidea.com

                www.facebook.com/AlasdeOrquidea

Comparte esta entrada

Comentarios