El Todo Poderoso ya no es Dios, sino el hombre

Jesús jamás dijo “ama a tu prójimo humano como a ti mismo”...

COMPARTIR 
Anna Bolena Meléndez 19/03/2014 00:05
El Todo Poderoso ya no es Dios,  sino el hombre

Hoy intentaré alegar menos desde mi postura completamente animalista y pro vida, y más desde lo que me dicta el conocimiento que tengo de las figuras que muchos mexicanos respetan, alaban y siguen en sus ideologías.

Me avergüenza profundamente que algunos representantes de la Iglesia católica tengan desfachateces ante lo que supuestamente es su ideología inamovible y casi su punto de partida desde lo que predican:

“Ama a tu prójimo como a ti mismo”, Jesús jamás dijo “ama a tu prójimo humano como a ti mismo”, pero para el sacerdote Alfonso Verduzco Pardo, de Zamora, Michoacán —que irónicamente es el párroco de la iglesia de San Francisco, santo que en vida defendía a los animales—, claramente antropocentrista y anquilosado hasta el tuétano en sus conceptos, los animales son “subordinados al hombre, y este como señor de la creación —pensé que el señor de la creación era Dios— puede y debe disponer de todos los animales, vegetales y minerales de la creación, de manera correcta”.

Todo esto lo mencionó cuando defendió la fiesta brava indicando que es una fuente importantísima de empleos y “magníficos espectáculos”.

Lo que me pregunto es en dónde queda la compasión de este señor, siendo que la compasión, se supone, era una de las mayores enseñanzas de Jesús. ¿Qué no todos sus milagros eran en torno a los pobres, desprotegidos, abusados, etcétera?

Un periodista de Zamora, Michoacán, a quien congratulo en su maravilloso escrito, Sergio Rodríguez Aguilera, rechazó las palabras de este sacerdote que aplaude sin la mínima misericordia la tortura a la que es sometido este animal utilizado para la lidia. Cuando en la entrevista que le hicieron al presbítero habló de la fiesta brava con “tremendo conocimiento” y sin el menor pudor cuando se refería a destazar a un animal y a marcarlo con hierros hirviendo y ácidos para ponerle un número.

Habló de todos los empleos que dependen de dicha industria, a lo que mi compañero Sergio Rodríguez respondió atinadamente alegando que si de empleos se tratara, la prostitución infantil, el narcotráfico y demás industrias ilegales, también generan empleos y no por ello es un argumento válido para que se apruebe su existencia.

A este bien estructurado escrito de mi compañero periodista Sergio Rodríguez, le dio respuesta Armando Martínez Tena, quien escribe en ese mismo periódico y que ataca a Sergio Martínez por rechazar la postura del sacerdote. No sólo eso, sino que llama a la fiesta brava “la fiesta más culta del mundo”. Mis comentarios me los reservo hacia un sujeto que califica como “culto” el acto en el que se masacra a un animal mientras el público se emborracha de vino y sed de sangre.

Me pregunto qué pensará la Iglesia católica de un sacerdote que se atreve a decir que el hombre es “el señor de la creación” y que hace semejantes comentarios sobre la matanza de un animal inocente, cuando en el mundo, poco a poco, se rechaza y se prohíbe todo este tipo de espectáculos que agrede a los animales.

No soy católica, aun así respeto profundamente a las entidades y sus feligreses, sin embargo, sí me preocupa profundamente que una entidad tan emblemática como la Iglesia católica, después de todos los escándalos que ya ha protagonizado, se dé chance de ir en contra de una evolución que no tiene reversa.

Así, aunque todos los que aman la fiesta brava pataleen, lloren o se revuelquen, esta terrible y sanguinaria práctica quedará irremediablemente en los libros de historia como una más de las barbaridades del ser humano. Y lo mínimo que uno espera, si es que no quieren hacerle compañía a la tauromaquia en los libros de historia, es que la Iglesia empuje a la sociedad a evolucionar hacia un mundo más compasivo.

                www.twitter.com/AlasdeOrquidea

                Annie@TaconesyCorbatas.com

                www.taconesycorbatas.com

                www.alasdeorquidea.com

                www.facebook.com/AlasdeOrquidea

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red