Incauta frente a la creación de Dios

Es cuando más fuerte debemos jalar las organizaciones pro animal.

COMPARTIR 
Anna Bolena Meléndez 13/02/2014 00:00
Incauta frente a la creación de Dios

Tengo que contarles algo que me pasó. Abrí mi correo incauta de lo que me esperaba, un mail con asunto: los humanos tenemos derecho a utilizar a los animales para nuestra diversión.

Al principio pensé que era una broma. Dije “a la mejor es alguien que sabe lo clavada que soy con el tema y me quiere trollear”, pero no. Aparentemente el sujeto que me escribió esto lo hacía desde su mismísima tripa, porque tenía como demasiados argumentos muy locos para ser un troll.

El hombre decía que los seres humanos fuimos creados por Dios para poder utilizar a los animales (que obviamente son inferiores) a nuestro antojo: comerlos, matarlos, masacrarlos, divertirnos con ellos, experimentar en ellos porque ¿por qué se va a quedar calvo un humano por culpa de que un champú no sirva si se puede quedar sin piel el animal? Es más fácil, ¿no? ¿Que el animal sirva de algo? ¡OMG!

Lo que pasa es que llega un punto en la vida en que se dificulta convencer a gente que no tiene la capacidad de entender.

Una persona que piensa que los seres humanos somos superiores y que Dios nos creó para utilizar a los inferiores como se nos dé la gana… no hay nada que hacer; ni cómo ayudarlos. Prefiero mil veces enfocar mis esfuerzos argumentales en personas que están un poco más abiertas a comprender y a informarse de lo que en realidad sucede detrás de estos panoramas.

Ayer hubo un gran logro: en Morelos se prohibieron los circos con animales y no puedo estar más dichosa de ver que los personajes que piensan como el sujeto de acá arriba cada vez son menos. Que cada día, cada paso, cada segundo que pasa, vamos evolucionando y dejando atrás todas estas mentalidades arcaicas que aún no logran bajarse de la nube en la que se piensa que nuestra especie es superior.

Entonces me dispuse a contestar el mail, según yo, muy zen, muy tranquila y convencida de que no lo iba a convencer de nada, de que ese sujeto no estaba dispuesto a convencerse sino solamente a exponer su verdad absoluta, que incluye el hecho de que estoy loca por pensar que los animales y los humanos merecemos los mismos derechos y garantías de vida.

Que también incluye el hecho de que pienso fervientemente que un animal tiene derecho a la felicidad, a su muy natural manera, pero tiene que ser respetado en sus más fundamentales derechos.

¡Felicidades, Morelos! ¡Más mexicanos como ustedes!

Por eso, hoy, aunque mucha gente pueda pensar que no tiene ningún sentido defender a los animales, aunque muchos otros piensen que la causa de defender a cualquier tipo de animal es una causa perdida, me siento más segura de que es cuando más fuerte debemos jalar las organizaciones proanimal para lograr lo que hoy vemos como un sueño, pero más adelante nos dará la batuta de la evolución.

                www.twitter.com/AlasdeOrquidea

                Annie@TaconesyCorbatas.com

                www.taconesycorbatas.com

                www.alasdeorquidea.com

                www.facebook.com/AlasdeOrquidea

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red