Porna para Cirila

Nos gusta fantasear con la realidad para que nuestro cuerpo responda.

COMPARTIR 
Anna Bolena Meléndez 09/01/2014 00:00
Porna para Cirila

Antes que nada pido tres hurras: ¡Hurra! ¡Hurra! ¡Hurra! #GraciasTotales

Comenzamos el año con una noticia muy buena para las Cirilas y es que Dusk, un canal erótico holandés dirigido especialmente para mujeres, llega a nuestro continente el primer trimestre de este año.

Con cuatro años de antigüedad en Holanda y un éxito rotundo, Dusk llega a la televisión estadunidense para comprobar que ya se estaba tardando este tipo de contenidos dirigidos al público femenino.

Los creadores de este canal decidieron darle el nombre de porna a este nuevo género aclamado por mujeres que deseamos ver erotismo en la televisión, pero que al llamarlo porno, automáticamente lo relacionamos con lo que no nos gusta tanto que digamos.

Lo que pasa es que el porno para hombres no nos prende tanto a las mujeres, de hecho, cuando nosotras queremos ver este tipo de contenidos es un dilema conseguir algo que verdaderamente nos cachondee y no que a medio camino nos raye en el guácala.

Con estos nuevos estudios de mercado que apuntan a nuestras necesidades visuales, los expertos en el tema se han dado cuenta de que nuestra percepción del erotismo difiere con la masculina, mientras que los Cirilos también encuentran muy cachondeador lo que a nosotras nos gusta.

¿Y qué es eso que nos gusta a las mujeres? ¡Años después y por fin se encontró la respuesta correcta! (otra vez: ¡Hurra!). Lo que a nosotras nos gusta son personajes con bellezas reales, no mujeres de plástico con lolas como melones y nalgas como sandías, sin labios tan inyectados que van a reventar ni orgasmos eternos a los que no están llegando. No nos gustan los planos cerrados de penes descomunalmente grandes, tanto que nos intimidan, ni lenguas puntiagudas que desagradan, ni posturas en las que ya hemos comprobado que es imposible tener un orgasmo.

A las mujeres nos gusta fantasear con la realidad para que nuestro cuerpo responda naturalmente. Nos gusta observar el juego previo, los besos apasionados y los cuerpos deseosos, nos gusta que haya una historia, no importa si es de amor o es solamente caliente, pero que podamos generar empatía con ese hombre y esa mujer que estamos viendo hacer el amor o tener sexo salvaje.

Nos gustan los ruidos espontáneos y no los gritos tan fingidos que hasta dan risa. Nos gustan los orgasmos de verdad porque es gracias a esas figuras que nuestro cuerpo comienza a reaccionar ante lo que vemos.

Resulta que los mismos terapeutas de pareja están recomendando ver este tipo de contenidos eróticos para encender nuevamente la llama de quienes se les anda extinguiendo. Porque darse una ayudadita para recrear un ambiente cachondo con la pareja no tiene nada de malo, ni de morboso, mucho menos es ningún tipo de pecado.  Fantasear de la mano de tu Cirilo resulta en relaciones sanas, felices y a largo plazo.

La porna es ahora el denominado oficialmente nuevo género erótico para nosotras, que casi puedo asegurar que comenzará a arrasar y a desbancar el plástico género de anquilosada pornografía como la conocemos, pues incluso los hombres se comienzan a sentir atraídos, ya que encuentran que su mujer, al igual que muchas mujeres del nuevo mundo, se vuelve más receptiva a la hora de tener sexo cuando observa este tipo de contenido.

Así que todas comencemos a cruzar changuitos en los dedos para que este canal holandés, que rompe los paradigmas sexuales femeninos, llegue pronto a México y podamos comenzar a disfrutar de la porna.

¡Llegó nuestro turno, Cirilas! ¡Hurra!

                www.twitter.com/AlasdeOrquidea

                Annie@TaconesyCorbatas.com

                www.taconesycorbatas.com

                www.alasdeorquidea.com

                www.facebook.com/AlasdeOrquidea

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red